• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Cachamay se llenó de Vinotinto

Salomón Rondón celebra el gol que le dio a Venezuela el triunfo/EFE

Salomón Rondón celebra el gol que le dio a Venezuela el triunfo/EFE

Puerto Ordaz respondió como sede de la selección, pese a que hubo reventa y algunos inconvenientes pequeños en la organización del duelo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El termómetro en Puerto Ordaz marcó a mediodía 36 grados centígrados, pero a diferencia de otras tardes guayanesas, una leve brisa que entraba desde el río Caroní refrescaba el clima húmedo y caliente que siempre hay en estas latitudes.

Ese calor, también de la gente, poco a poco se fue apoderando de Cachamay, en un ambiente embrujados por el balón y la emoción que provoca un partido como éste.

Ayer, el coso de Castillito se desbordó de Vinotinto. Llegaron de todas partes. De Caracas, Upata, Guarico, Maracay, Cabudare, desde las dos de la tarde que comenzaron a ingresar los fanáticos al estadio.

César Farías comentó que deseaba jugar en Puerto Ordaz porque era la sede más lejana a Colombia. Pero la distancia no fue impedimento para que se acercaran 5000 simpatizantes neogranadinos a apoyar a su selección.

Muchos de ellos tuvieron que comprar las entradas en la reventa, donde la más económica, que en la taquilla se vendía en 100 bolívares, costaba 500 bolívares.

Aunque en las gradas hubo una fiesta, afuera del estadio hubo algunos problemas de organización con los controles de la Guardia Nacional para darle acceso a la prensa.