• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

CR7 metió a Portugal en la final

Fue el tercer gol de Cristiano y el noveno en las cuatro Eurocopas que ha disputado por lo que igualó a Platini, hasta entonces el máximo goleador histórico / AFP

Fue el tercer gol de Cristiano y el noveno en las cuatro Eurocopas que ha disputado por lo que igualó a Platini, hasta entonces el máximo goleador histórico / AFP

Portugal suplió su falta de juego con puntería. Y en tres minutos doblegó a su rival con un gol de Ronaldo y otro de Nani tras una asistencia del jugador del Real Madrid, elegido el mejor del partido

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De la mano de un imperial Cristiano Ronaldo, la selección portuguesa se metió este miércoles en la final de la Eurocopa tras poner punto final al sueño de Gales, que, a pesar de perder, se despidió ovacionada al haber escrito una maravillosa página en la historia del fútbol.

Portugal suplió su falta de juego con puntería. Y en tres minutos doblegó a su rival con un gol de Ronaldo y otro de Nani tras una asistencia del jugador del Real Madrid, elegido el mejor del partido. El combinado luso se mete así en la tercera final de un torneo que aún no ha ganado y en la que se cruzará con el vencedor del choque del jueves entre alemanes y franceses.

Nunca antes Gales había llegado tan lejos en una competición internacional. Bale estuvo a la altura, pero no sus compañeros de batalla, que por primera vez en el torneo no dieron la talla.

La baja de Pepe por lesión obligó a Fernando Santos a alinear de inicio una defensa de circunstancias con Bruno Alves y José Fonte de centrales. Sancionado William Carvalho, el técnico luso optó por colocar en la medular a Danilo junto a Adrien Silva y Joao Mario. Para animar el ataque volvió a confiar en Renato Sanches.

Mientras que el seleccionador galés también optó por un once conservador al colocar a Andy King, en vez del sancionado Aaron Ramsey. En defensa no hubo sorpresas y sacó de entrada a Collins en vez de Ben Davis, también castigado por acumulación de tarjetas.

La primera parte no dejó grandes ocasiones de gol. Los dos equipos salieron con mucha cautela y quizás el portugués con más nervios que su rival. Ronaldo no paró de pedir explicaciones al árbitro por el juego al límite de los galeses. En el minuto 9 no le faltó razón al reclamar un penalti, dado que Collins le agarró del cuello en el área y le impidió saltar.

El portugués del Real Madrid se desgañitaba mientras Fernando Santos reclamaba calma a los suyos desde el banquillo.

Gales, por su parte, salió como de costumbre encomendado a los superpoderes de Gareth Bale, cuyas arrancadas causaban pavor en la zaga portuguesa. Recién cumplido el primer cuarto de hora, el "merengue" galés puso a prueba a Rui Patricio con un duro disparo tras una de sus características cabalgadas después de dejar atrás en un visto y no visto a Danilo y Joao Mario. Fue el único disparo entre los tres palos de la primera parte.

Mientras que por parte portuguesa, Renato Sanches no lograba conectar con Nani y Cristiano. A falta de dos minutos para el descanso Ronaldo remató por primera vez con peligro al enviar un remate de cabeza alto.

Fue un anticipo de lo que ocurriría nada más regresar los dos equipos del vestuario. A la salida de un córner, Ronaldo se elevó por encima de los defensores galeses y con un cabezazo magistral batió a Hennessey. Fue el tercer gol de Cristiano y el noveno en las cuatro Eurocopas que ha disputado por lo que igualó a Platini, hasta entonces el máximo goleador histórico.

Portugal noqueó así a los galeses, a los que no tardó en enviar a la lona. Tres minutos después, Ronaldo armó un centro chut, que desvió Nani lo justo para que el balón acabara alojado en el fondo de la portería británica.

Chis Coleman trató de reanimar a sus jugadores haciendo tres rápidos cambios, dando entrada a Vokes, Church y Jonny Williams, pero no consiguió desarmar al combinado portugués que se mostró firme toda la segunda mitad.

La selección portuguesa estuvo incluso a punto de aumentar su renta con dos peligrosos disparos de Joao Mario y Danilo, pero el marcador ya no se movió. Bale siguió barriendo el frente de ataque galés, intentándolo de todas las maneras posibles, pero más que nunca echó de menos al sancionado Ramsey, el otro de los artífices de la maravillosa e histórica aventura galesa en la Eurocopa.