• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“En Caracas viví los mejores momentos de mi carrera”  

Emilio Rentería  / Henry Delgado

Emilio Rentería / Henry Delgado

El atacante volvió al cuadro capitalino aún con el recuerdo fresco de aquellas jornadas de Copa Libertadores de 2009, que espera reeditar en 2014

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Emilio Rentería contó que vivió uno de los días más especiales de su vida, la noche del 21 de mayo de 2009. Ese día, el cuadro caraqueño recibió en el Olímpico de la UCV al Deportivo Cuenca de Ecuador, por los octavos de final del certamen copero, en  desventaja, después de perder en la ida en suelo meridional, 2-1.

Esa noche, Rentería anotó el tercer gol del cuadro caraqueño, ese que sellaba la clasificación a cuartos de final del campeonato continental, que se cerró finalmente con una goleada 4-0.

El tanto fue un bombazo de 30 metros. Un misil teledirigido que salió de la pierna derecha del caraqueño, que tenía a toda su familia viéndolo en el público del repleto coso capitalino, para aterrizar directamente en la escuadra derecha de la portería del arco sur del complejo universitario.

“Ese fue, sin dudas, el día más especial de mi carrera”, dijo el delantero que nació y creció en el barrio Nuevo Horizonte, en Catia. “Recuerdo que al día siguiente me levanté, fui a la panadería a comerme un cachito y a tomarme un café, y estaba mi foto, corriendo sin camisa por el Olímpico, en todos los periódicos. El que atendía  ahí me vio, vio la foto, me volvió a ver, y me dijo: “!Tremendo golazo mi pana!”. Fue un momento muy feliz de mi carrera”, expresó entre risas, pero con la misma timidez de siempre el atacante al que apodan “el Venado”.

Esa actuación le valió la posibilidad de salir al Columbus Crew, de la MLS en Estados Unidos, que se fijó en el catiense para retenerlo en Ohio tres campañas. “Los momentos más bonitos de mi carrera los viví aquí. Ganar títulos, esos partidos de la Libertadores, la oportunidad de salir al exterior. A esta institución y a esos partidos les debo mucho. Fueron los más especiales de mi vida”, confesó.

El buen hijo

El atacante caraqueño explicó que cuando tuvo la oportunidad de regresar al conjunto de la Cota 905, no dudó ni un instante en dar luz verde a la operación. “Estoy contentísimo de volver al Caracas”, resaltó.

“Está casi toda la misma gente, Gaetano (Longo, el utilero del equipo), los gerentes, aquí pocas cosas cambian. En la directiva contaron conmigo nuevamente, y eso me alegra mucho. Es fácil poder entrar en la dinámica de este grupo, porque a casi todos los conozco, he jugado con varios de ellos, y por ahí las cosas se me hacen más fáciles”, agregó.

Sin embargo, aunque las instalaciones del Cocodrlilos Sports Park y la gente que ahí trabaja no hayan cambiado tanto desde la última vez que Rentería estuvo ahí, el plantel si sufrió muchas modificaciones.

“El Caracas de ahora es distinto. Hay muchos jugadores jóvenes, con un grandísimo futuro por delante. Han jugado mucho tiempo en primera, han ganado varios torneos importantes, de hecho vienen de ganar la Copa Venezuela, así que saben lo que es ser campeón, y lo que eso aporta. A mí me llena de mucha más confianza para trabajar, porque estoy en un grupo ganador”, consideró el que en 2009 era de los jugadores jóvenes de un grupo lleno de experimentados futbolistas como José Manuel Rey, Renny Vega, Luis “Pájaro” Vera, Darío Figuroa o Rafael Castellin.

Ahora, él viene a conformar la dosis de experiencia de un Caracas rejuvenecido, algo que asume con naturalidad. “Son las cosas de la vida, ahora me toca ser de los viejitos de la partida”, dice entre risas el ariete de 29 años de edad, y que cumplirá 30 el 9 de octubre de 2014.

“Este es un momento de mi carrera muy diferente. Estoy más tranquilo, sin el apuro de cuando era chamo. Me toca darle mucho respaldo, una palabra que ayude a los más jóvenes, algún consejo, como en su momento otros me lo dieron a mí”, explicó sobre su nuevo papel.

“Estoy muy emocionado por volver a pisar el Olímpico”, dijo. “Uno siempre recuerda cosas buenas, especiales, esa tarde que jugué ahí en el Apertura con Carabobo, también tuve un momento especial, pero quiero volver a jugar ahora con el Caracas. Me pican los pies por jugar contra Llaneros, en ese primer partido en casa; y luego volver a la Libertadores, y ojalá volverá  anotar un gol y si Dios quiere hacer muchas cosas bonitas en esta nueva oportunidad”, cerró.

Familia feliz

Una de las motivaciones principales de Emilio Rentería para volver al Caracas, era estar de nuevo cerca de sus afectos, de la familia, y del barrio Nuevo Horizonte. “Si, no puedo negar que eso también fue muy importante para que tomara la decisión de volver a jugar en la capital. Estar cerca de mi gente, de la familia, el volver a tener contacto con todos ellos. Ahora si es verdad que se va a llenar ese Olímpico de gente de Horizonte. No puedo esperar a que empiece el campeonato, para volver a ver a toda mi gente allá”, dijo.

Al mismo tiempo, el catiense también anhela el rencuentro con la afición capitalina, que le dio un buen trato cuando tuvo que jugar de visitante en la victoria de Carabobo, 4-3 sobre los de Eduardo Saragó el semestre pasado.

“Tampoco puedo esperar para volver a verme con la gente de la barra del equipo, que me dio un apoyo importante en su momento. Quiero que comience el torneo, para reencontrarme con todos ellos”.