• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Bruce Rondón aprendió a controlar la recta

El meteórico relevista ha estado exhibiendo con Magallanes el talento que llevó a los bengalíes a protegerlo en el roster de 40

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Bruce Rondón no parece tener prisa. En las prácticas del Magallanes lleva las cosas con calma y cuando habla ahorra las palabras. Pero cuando las torres de luz están encendidas y lo llaman para preservar una victoria de su club, es otra persona. Se levanta intimidante sobre el montículo y su recta de 100 millas por hora estalla en la mascota del receptor. El inning termina en pocos minutos.

"Podemos ser amigos fuera del terreno, pero cuando estoy ahí es otra cosa. Es el bateador o yo. Trato de sacarlo out como sea. Ese es mi trabajo", dice el meteórico relevista, mientras esboza una sonrisa.

Hace pocos días los Tigres de Detroit lo protegieron en el roster de 40 y durante la primavera aspiran a darle la oportunidad de ganarse el puesto que dejó vacante José Valverde, que se declaró agente libre después de la Serie Mundial.

"Fue una gran noticia. Ahora estoy más cerca de lograr lo que siempre he querido. Pienso que ha sido gracias a mi trabajo y la salud que me ha acompañado a lo largo de mi carrera", señala Rondón.

Hace apenas un año, costaba imaginarse al prospecto en las mayores tan pronto o al menos pasearse por tal posibilidad. El valenciano era uno de los pitchers más incómodos de enfrentar en ligas menores no sólo por la potencia de la recta, sino por la lotería de saber en qué lugar del plato iba a caer.

Terminó la campaña de 2011 con 34 boletos, 5 golpeados y 11 wild pitches en 40 innings, repartidos en 41 encuentros con el Michigan (A). Pero logró sobrevivir a ese descontrol gracias a que apenas encajó 22 hits y abanicó a 61 rivales.

Este año sus progresos fueron notables en dos de los tres niveles en los que actuó en el sistema de granjas bengalí. Con el Lakeland (A+) en 23.1 entradas, regaló 10 bases, una intencional, mientras ponchaba a 34 y recibía 12 imparables. En el Erie (AA) caminó a 9 por 23 guillotinados en 21.2 tramos, más 15 incogibles. Luego, cuando fue promovido al Toledo (AAA), tuvo algunos problemas, tras ceder 7 pasaportes no intencionales en 8 capítulos, con 9 ponches y 5 hits. Algo que no impidió que el promedio de boletos por cada 9 entradas bajara a 4.4, por debajo de la media en su carrera (5.1).

"Su recta marcó de manera consistente 99-100 mph y llegó a tocar 103 mph", declaró al Detroit News, Ray Burris, coach de pitcheo del Erie.

"Luego pudo colocarla en 95 o 96. El slider lo tiró en 91 y el cambio en 88-89. Si observamos las discrepancias en las velocidades, podemos concluir que sabe lo que está haciendo. Sabe cuando quitarle a sus pitcheos y cuando buscar el ponche. A su edad, está demostrando una gran disposición para lanzar".

Rondón, que dejó una relación de boletos por ponches de 4-13 en sus primeras 11 entradas con Magallanes, también siente que algunas cosas cambiaron.

"En este momento todo me está saliendo bien.

No quiero modificar nada. Estoy cómodo con la mecánica y lanzando strikes, que era mi gran problema.

Encontré el control", enfatizó. "Al principio, en Estados Unidos, me costó un poco, porque los jefes estaban siempre detrás de mí diciéndome que ajustara la mecánica. Me aconsejaban que le quitara un poco a la recta, para que cuando sintiera el perfil de ese envío pudiera tirarla más duro.

Me costó un poco, pero supe asimilarlo y logré controlarla".

Por eso Dave Dombrowski, presidente y gerente general de Detroit, está dispuesto a jugarse esa carta en los entrenamientos, pese a que la experiencia de Rondón se limita a un lustro en el sistema de granjas, lapso en el que apenas ha aparecido en 9 encuentros en triple A.

"Tiene un talento raro", dijo a principios de mes el ejecutivo. "No creerían la cantidad de llamadas que he recibido preguntándome si deseo cambiarlo. Es un potencial cerrador. Normalmente, no confías un trabajo como ese a un joven. No es algo automático, pero no me sorprendería que se lo ganara".

Rondón tampoco da por sentada tal posibilidad, aunque asegura que se esforzará para merecerlo.

"Mentalmente estoy preparado, aunque no me ha dicho nada todavía. Sólo que trabaje aquí con Magallanes".

Mientras llega ese momento, seguirá incinerando los bates contrarios cuando el manager Luis Sojo le entregue la pelota, hasta agotar los 20 innings de labor que le permitió la gerencia bengalí en Venezuela.

"Es el bateador o yo. Y siempre espero ganar", reitera Rondón.


La llamada que no llegó

Bruce Rondón admite que se decepcionó cuando Detroit no lo subió en septiembre al momento de expandirse los rosters a 40.

Había asistido al Juego de Estrellas del Futuro y estaba en medio de su mejor campaña (1.53 de efectividad, 1.09 de WHIP y 29 salvados) "Pensé que me tomarían en cuenta. Mi familia y yo estábamos esperando esa llamada. Pero fue Avisaíl (García) el que subió. Es una decisión que no estaba en mis manos".

Sin embargo, estuvo muy cerca de subir, pese a que no estaba protegido.

"Pensamos seriamente en traerlo y dejarlo para la postemporada y, probablemente, lo hubiéramos hecho de haber imaginado los problemas que confrontaría (José) Valverde", declaró Dave Dombrowski al Detroit News.


La guía adecuada

Bruce Rondón se formó en la productiva academia de Detroit en el país, de donde también salieron Avisaíl García, Hernán Pérez, José Ortega, Dixon Machado, Brayan Villarreal y Danry Vásquez, por nombrar algunos prospectos de los Tigres, y el derecho no olvida esas raíces.

"Gracias a la academia y al trabajo con el coach Luis Rodríguez, mi papá en el terreno, he llegado hasta aquí. Cuando decía que no, él me ayudaba a entender por qué debía hacer las cosas de la manera correcta. Siempre estuvo allí para aconsejarme".

Del Diamante

Águilas.
El lanzador Tim Gustafson no pudo ingresar al país por problemas con su documentación. El que sí lo hizo fue Ryan Reid, que regresó luego de atender unos asuntos en Estados Unidos. Mañana se reintegrará Ernesto Mejía en Maracaibo. El inicialista no viajó a la serie contra Caribes en Puerto La Cruz por estar resolviendo algunos asuntos personales. Freddy Galvis continúa bajo revisión diaria por un golpe que sufrió en la rodilla izquierda.


Bravos.
Recibió al jardinero Matt Clark, que pertenece a los Padres de San Diego. En República Dominicana actuó con los Gigantes del Cibao. Bateó para .290 puntos en AAA con 22 jonrones y 77 empujadas. Con el Cibao, en tres juegos, sonó de 12-4 (.333 puntos) con un doble y dos remolcadas. "Cuando niño estuve en Venezuela, en las temporadas que papá (Terry Clark, Leones del Caracas) vino a lanzar. Me toca ahora mantener en alto el apellido Clark en esta liga", bromeó el fornido inicialista para el departamento de prensa del club.


Cardenales.
El lanzador Nick Green ingresó en el roster por el jardinero Jeremy Barfield. De hecho el serpentinero estadounidense fue el encargado de abrir el encuentro de ayer contra La Guaira.

Se espera que la gerencia incluya a Kelvim Escobar en la nómina que se publicará hoy para la octava semana del campeonato.


Caribes.
Brayan Villarreal se unió ayer al club. Andrew Baldwin podría regresar en unas dos semanas, de acuerdo con el médico del club Agustín Mata Mata. El derecho está mucho mejor de la inflamación en el hombro que le ha impedido debutar este año. Luis Durango tiene molestas en el muslo derecho y se encuentra día a día.

Niuman Romero cumplió el partido de suspensión impuesto por la LVBP el sábado.


Leones.
El manager Frank Kr-
emblas habló sobre la causa de los resultados negativos del equipo, que ayer inició la jornada con tres derrotas seguidas y terminaba una serie de 13 encuentros seguidos.

"Quizás estén algo cansados, pero no me gusta dar excusas", dijo.

Henry Wrigley se recuperó de un virus estomacal y volvió a la alineación caraquista.


Navegantes.
Eric Junge es-
tá listo para volver al roster activo, luego de recuperarse de la molestia en el costado derecho. Fernando Nieve, por el contrario está en duda. Jeremy Berg lanzó un bullpen de 25 pitcheos ayer y mañana irá a la Liga Paralela a trabajar un inning. Todavía no tiene fecha de inscripción. Matt Wright, que padeció una inflamación en el hombro derecho tras lanzar tres innings en la Liga Paralela hace dos semanas, también lanzó desde el montículo. El derecho fue operado del brazo y el mánager Luis Sojo tiene dudas con el derecho.


Tiburones.
El lanzador Carlos Sánchez se incorporará mañana, informó el propio pelotero en su cuenta Twitter (@Carlossan29). Renny Osuna disparó ayer su primer jonrón de la campaña. El campocorto ha respondido desde que Marco Davalillo lo colocó como primer bate, puesto que ocupará hasta que Grégor Blanco se incorpore.


Tigres.
Horacio Estrada,
que no lanza desde la campaña 2009-2010 por un desgarro en el manguito rotador y otra lesión en el supraespinoso del hombro izquierdo, sigue trabajando en la Liga Paralela esperando su ascenso. El veterano marcha con récord 1-1 y efectividad de 4.02 en 31.1 capítulos. Si sigue mejorando podría ser una alternativa, al menos para el bullpen del club.