• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Cerveza alemana en el Maracaná

Alemania marcó en la prórroga por intermedio de Goetze | EFE

Alemania marcó en la prórroga por intermedio de Goetze | EFE

Mario Götze anotó a los 112 minutos del partido el gol con el que el cuadro teutón venció 1-0 a Argentina y se alzó con la Copa del Mundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Mario Götze sus compañeros en Alemania lo llaman “Götzinho”. Un homenaje brasileño hecho pos sus colegas teutones, por sus capacidades técnicas y su habilidad con la pelota, para un jugador nacido en Memmingem, al oeste de Baviera, el 3 de junio de 1992.

Sin embargo, Götze no podía ser más alemán. Viene de la región donde se hace la cerveza más pura del mundo, y se produce la salchicha blanca típica del país; no obstante, por su edad Mario no vio a Andreas Brheme anotarle de penal a Sergio Goicoechea en la final del Mundial de Italia 90. Sus padres ni habían concebido la idea de traerlo al mundo.

Ayer, su gol contra Argentina en la prórroga de la final de la Copa del Mundo le dio a Alemania la victoria por 1-0 en el Maracaná de Río de Janeiro, permitiéndole a los teutones alzar las manos por cuarta vez en su historia, y por primera vez en 24 años. Todo gracias a un proceso de renovación del fútbol teutón, que tiene en el atacante del Bayern Munich a uno de sus exponentes más claros. 

La Federación Alemana de Fútbol refundó sus cimientos alimentando a los equipos de categorías menores de toda la Bundesliga, incorporando valores y estrategias de otras partes del Mundo para reformar su manera de jugar.

Götze, con su apodo brasileño y sus maneras futbolísticas refinadas lejanas a la vieja escuela germana, apenas debutó en primera división en 2009, siendo uno de los 25.000 niños que entraron en las escuelas de fútbol en Alemania entre el 2000 y 2005, cuando comenzó el plan para cambiar su estructura.

Ayer, todo dio resultados. Alemania fue paciente, tal y como sus directivos que esperaron cuatro semifinales para lograr al término del período el gran premio como campeones del mundo.

La “Manschaft” supo esperar a Argentina, anuló y borró de la cancha a un perdido Lionel Messi, y supo contener los disparos peligrosos de los suramericanos ayer en Maracaná.El equipo más técnico del Mundial, terminó coronándose en la cuna del “jogo bonito”.

Los de Joachim Löw ayer tuvieron que descifrar el acertijo de Alejandro Sabella, y esperaron hasta la prórroga que forzó el oficio y el sufrimiento característicos del cuadro suramericano.

En el alargue, la inteligencia, la sobriedad, el sacrificio y la técnica renovada aprendida en estos años de dolores alemanes, vieron su premio en el gol de Götze.  

Cada 24 años, los tricampeones del Mundo se reinventan y logran su cuarta corona. Ayer le tocó a Alemania, un campeón que cambió sus hábitos con una transformación que hoy todos celebran (irónicamente) de la forma más tradicional, con cerveza y salchicha de Baviera, esa región de donde viene el pequeño Mario, el alemán más brasileño, su nuevo héroe nacional.



Ficha técnica:


Alemania (1):


Neuer, Lahm, Boateng, Hummels, Höwedes; Kramer (Schürrle, 31’), Schweinsteiger, Kroos, Müller, Özil; Klose (Götze, 88’). DT: Joachim Löw.


Argentina (0):


Romero, Zabaleta, Demichelis, Garay, Rojo; Mascherano, Biglia, Pérez (Gago, 86’), Lavezzi (Agüero, 46’); Messi, Higuaín (Palacio, 78’). DT: Alejandro Sabella.


Gol: 1-0, Götze, 112’.


Arbitro: Nicola Rizzoli (Italia).


Amonestados: Schweinsteiger, Höwdes; Mascherano, Agüero.


Estadio: Maracaná (Río de Janeiro, Brasil). 





@PabloAGarciaE


pgarcia@el-nacional.com