• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Brayan Hernández despunta entre los jugadores de posición

El atlético adolescente, poseedor de las cinco herramientas, ha cautivado a varias organizaciones de las grandes ligas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Velocidad, poder, contacto, un guante seguro y brazo poderoso. Si alguien posee esas cualidades cuando salta a un terreno de juego, el beisbol lo define como un pelotero de cinco herramientas. La combinación de esos talentos es en exceso rara y convierte a su dueño en miembro de una reducida élite. Cualquier caza talentos sueña con encontrar a un joven con esas características.

Brayan Hernández, que cumplió 16 años de edad en septiembre de 2013, puede ser el próximo venezolano que se una al grupo al que pertenece Carlos González, la estrella de los Rockies de Colorado.

El adolescente despunta como uno de los protagonistas del proceso de firmas de agentes libres internacionales, que las grandes ligas (MLB por sus siglas en inglés) lleva a cabo el 2 de julio de cada año.

“Tiene un talento especial. Es el número uno del país y estoy seguro que aparecerá entre los tres más cotizados de Latinoamérica”, afirma sin un dejo de duda Henderson Martínez, que entrena a Hernández en Puerto Cabello, donde regenta una productiva academia de la se han graduado Joshua López, Ricardo Sánchez y Luis Rengifo.

“Dio mucho de qué hablar en el Showcase Internacional organizado por MLB en República Dominicana a principios de febrero. Brayan fue el más veloz en las 60 yardas, con un tiempo de 6,7 segundos, y en los partidos se vio muy bien. Conectó un grans slam a la derecha. Demostró que su bate lo llevará lejos”, abunda Martínez.

Hernández, originario de Río Chico, capital del Municipio Páez del estado Miranda, se para a ambos lados del plato y se alza a una estatura de 1,85 metros.

“Es el tipo de pelotero que quieres ver en el terreno. Posee un gran potencial y un bate alegre, que puede golpear para contacto y poder. Tiene cualidades para ser un jardinero central solvente, un brazo 40 (en la escala de los scouts), velocidad, se desplaza muy bien en el terreno, no tiene miedo. Es un atleta que tiene espacio para seguir creciendo. Es un cinco herramientas y en este mercado causará un impacto importante”, evalúa un busca talentos de la Liga Nacional.

Varias fuentes señalan que Hernández firmará por un bono de siete cifras que superará los 2 millones de dólares. Todas las organizaciones de las mayores lo han visto, aunque los Marineros de Seattle parecen ser el club que pisa más fuerte a su alrededor.

Hernández jugó con el equipo Pumas, en la Liga Central de Criollitos de Venezuela, que desarrolla sus temporadas en Valencia, hasta 2013 y desde 2012 se entrena con Martínez.

“La primera vez que escuché su nombre fue gracias a Jackson Lara (exjugador de los Cardenales de Lara. Yo firmé a su hijo (Alexdray Laya) con Seattle y tengo muy buenas relaciones con él”, recuerda Martínez. “Al verlo, de inmediato me trajo a la memoria a Yorman Rodríguez, el último pelotero de cinco herramientas que ha salido del país (a quien Cincinnati le dio un bono $2,5 millones en 2008). Pero considero que Brayan está mucho más adelantado con el bate y hace swing a las dos manos”.

El prospecto sufrió una lesión a finales de octubre del año pasado en la parte posterior del hombro derecho, mientras conectaba un envío a la zurda, en una práctica. Tardó 45 días en recuperarse y no pudo aparecer en el Showcase que organizó MLB en San Joquín, en diciembre.

“Ramón Morales, un experimentado trainer, lo ayudó a recuperarse. Cuando viajó a Dominicana se encontraba totalmente recuperado”, puntualiza Martínez. “Ahora mismo se encuentra en un plan de fortalecimiento físico en la academia. Practicando todos los días, sin las presiones de tener que presentarse frente a scouts”.

Hernández es el mayor de tres hermanos y Francisco Martínez, prospecto de Detroit y miembro del roster de 40, es su tío.

“Tiene una contextura muy parecida a Martínez, alto, atlético, de brazos largos. No puedes olvidar a un pelotero como ese. Lo he estado siguiendo desde los últimos tres años. Es un chamo especial”, señala un scout de la Liga Americana.

El mirandino ha aparecido en los radares de todos los equipos desde 2011. En septiembre de 2013 se robó 13 bases y se apuntó dos jonrones de piernas en el Nacional disputado en Margarita. Tal vez en cinco años sea visto con el uniforme de Bravos. La gerencia insular lo reclutó en 2012 con uno de los bonos más altos que ha otorgado.

“En poco tiempo lo podríamos verlo en grandes ligas. Ningún pelotero recibe un bono tan alto, si la organización que se lo da no aspira a verlo arriba. Se lució en República Dominicana. Aunque haló todos sus batazos, a esa edad no se puede decir que un envío en particular le haga daño. Tiene un gran potencial que se pulirá en el sistema de granjas de ligas menores”, destaca otro escucha de la Liga Nacional.         
 
Hernández debería disputarle al derecho Anderson Espinoza el honor de ser el número uno de Venezuela para el próximo proceso que se inicia el 2 de julio. A ambos les espera un futuro brillante.