• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Brasil quiere romper con la historia de la Copa Confederaciones

Sandro Cordeiro, de Brasil trata de ganarle el cabezazo a Daniel Cousin, de Gabón | AFP

Sandro Cordeiro, de Brasil trata de ganarle el cabezazo a Daniel Cousin, de Gabón | AFP

Los jugadores de la selección volvieron a concentrarse en Goiania

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil quiere romper la ley no escrita según la cual el equipo que gana la Copa Confederaciones está abocado al fracaso en el Mundial del año siguiente, según dijeron hoy los centrocampistas Jadson y Paulinho.

"Estamos aquí para romper ese tabú. La Copa Confederaciones es un gran momento para comenzar con el pie derecho la caminata al Mundial. Queremos ganar los dos", resumió Jadson en una rueda de prensa en Goiania, capital del estado de Goiás, en el centro de Brasil, donde la selección está concentrada.

Desde que ese torneo comenzó a disputarse en 1997 ninguno de sus vencedores repitió el éxito en el Mundial posterior, una realidad que Brasil ha sufrido en las tres ocasiones que se alzó con el título de campeón de la Confederaciones (1997, 2005 y 2009).

En la misma línea, Paulinho consideró que la selección se toma más en serio la competición por jugarse en suelo brasileño y prometió "hacer todo lo posible por ganar la Copa Confederaciones", que comienza el próximo sábado.

"La responsabilidad es muy grande. Sabemos de nuestras capacidades y las dificultades que vamos a enfrentar. Estamos preparados para ese desafío", afirmó el centrocampista del Corinthians.

Paulinho dijo que será "muy importante" debutar con una victoria ante Japón, en el partido inaugural, que se jugará el sábado en Brasilia, y reveló que los jugadores tienen "ansiedad" por comenzar la competición.

Los jugadores de la selección volvieron a concentrarse hoy en Goiania, después de haberse tomado 40 horas libres tras el amistoso con Francia (3-0) del pasado domingo.

La única excepción fue la de Filipe Luis, del Atlético Madrid, que recibió un día más de permiso de Scolari para viajar a España y presenciar el nacimiento de su primer hijo, Tiago, que nació anoche.