• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Brasil a la final de la Confederaciones tras una tarde en ascuas ante Uruguay

Forlan se lamenta luego de la derrota de su equipo en la Copa Confederaciones/AFP

Forlan se lamenta luego de la derrota de su equipo en la Copa Confederaciones/AFP

Fred abrió el marcador a los 41, igualó Edinson Cavani a los 48 y puso cifras definitivas Paulinho a los 86 minutos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brasil dejó atrás a Uruguay con un 2-1 tras un tarde con los nervios de punta en el Mineirao de Belo Horizonte (sureste) y tendrá su esperada final de la Copa FIFA Confederaciones 2013 en el mítico Maracaná ante el ganador de España e Italia.

Fred abrió el marcador a los 41, igualó Edinson Cavani a los 48 y puso cifras definitivas Paulinho a los 86 minutos.

Pero el arquero de Brasil, Julio Cesar, se vistió de héroe al contenerle un penal a Diego Forlán a los 14 minutos.

"Jugué con él en el Inter de Milán. Pese a todo creo que fue una buena atajada", dijo el arquero apenas dejó el campo de juego.

Atrás la ansiedad generada por la protesta de 40.000 personas por reformas sociales y el gasto público para el Mundial-2014, los 57.480 aficionados en el renovado Mineirao vivieron una reedición de un viejo clásico que estuvo a la altura de sus antecedentes.

Brasileños y uruguayos no se dieron tregua. El juego fue por momentos duro por parte de ambos bandos, en particular en el centro del campo.

Brasil no había salido a avasallar desde el inicio como en sus anteriores partidos y fue controlado por la celeste, que le tapó la salida de los laterales, Dani Alves y Marcelo, y lo dejó sin sus principales motores para iniciar los ataques.

Poco había pasado cuando a los 14 minutos Uruguay tuvo la gran chance de abrir el marcador, pero se topó con un enorme Julio Cesar.

El defensa local David Luiz le cometió penal a su par celeste Diego Lugano cuando éste iba en busca de un córner lanzado por Diego Forlán.

Forlán remató a la izquierda del portero brasileño, pero éste le adivinó la intención y desvió el balón al tiro de esquina.

El duelo siguió de igual a igual aunque Brasil de a poco se acercó hacia el arco celeste.

A los 42 minutos, en su primera estocada a fondo, Brasil abrió el marcador.

El astro Neymar, que hasta entonces había pasado desapercibido, le ganó la espalda a la defensa celeste entrando por izquierda para recibir un pase de Paulinho, Muslera le tapó el remate y Fred apareció como un rayo para recoger el rebote y anotar el 1-0.

El 'Matador' Cavani, máximo anotador de la Liga italiana, ganó un balón suelto en el área brasileña y remató de zurda y cruzado para marcar el empate a los 48 y silenciar el Mineirao.

"Una lástima (el penal fallado). Estábamos jugando mejor, estábamos atacando más. Hay que aguantar y darle para adelante. Siempre vamos a salir a dar el máximo. Se hicieron buenas cosas, pero bueno, no se pudo lograr", dijo Cavani.

Paulinho, mediocampista del Corinthians de Brasil y pretendido por varios equipos europeos, apareció por el segundo palo a los 86 minutos para conectar de cabeza un córner ejecutado por Neymar y darle el sufrido triunfo a la oncena de Luiz Felipe Scolari.

Brasil jugará el domingo la final en el estadio Maracaná de Rio de Janeiro desde las 19H00 locales (22H00 GMT) contra el vencedor de España-Italia, que chocan el jueves en el estadio Castelao de Fortaleza (Ceará, noreste) en la segunda semifinal.

Uruguay, por su parte, chocará también el domingo en el partido por el tercer puesto contra el perdedor de España-Italia, desde las 13H00 locales (16H00 GMT) en el Arena Fonte Nova de Salvador (Bahia, noreste).

Por lo pronto el fantasma de Maracaná puede volver a descansar, claro está, hasta el próximo Brasil-Uruguay.

"En los últimos 10 años fue (para mi) el partido más emocionante. Hoy los jugadores y principalmente la hinchada fue fundamental. Sabemos que no jugamos bien. (...) Todavía somos nuevos, tenemos que madurar y nada mejor que un partido como éste para madurar", analizó el DT de Brasil Luiz Felipe Scolari.