• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Con uno menos, el Benfica empata ante el Gil Vicente

Gil Vicente pelea el balón con Lima del Benfica / EFE/EPA/HUGO DELGADO

Gil Vicente del Scapolan pelea el balón con Lima del Benfica / EFE/EPA/HUGO DELGADO

Un gol de penalti de Rodrigo Lima en el minuto 62 lo igualó el Gil Vicente en el 72 gracias al portugués Vítor Gonçalves

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Benfica, que jugó media hora con un futbolista menos y desperdició un penalti, lanzado por el paraguayo Óscar Cardozo en el minuto 93,  empató ante el Gil Vicente (1-1) y se distancia a cuatro puntos del Oporto, tercero, que perdió hoy 1-0 ante el Marítimo.

Un gol de penalti de Rodrigo Lima en el minuto 62 lo igualó el Gil Vicente en el 72 gracias al portugués Vítor Gonçalves.

En partido adelantado de la decimoséptima jornada, el Benfica, que suma 40 puntos, jugó desde el 57 sin el brasileño cedido por el Granada Guilherme Siqueira, expulsado por doble amarilla.

Cardozo, que regresó a los terrenos de juego después de tres meses de lesión, pudo dar el triunfo a los encarnados, pero el portero brasileño Adriano Facchini adivinó el disparo del internacional paraguayo desde el punto de penalti.

El resbalón del Benfica puede permitir al Sporting de Lisboa, segundo con 37 puntos, alcanzarle en cabeza si vence mañana al Académica de Coimbra.

Un gol de penalti del brasileño Derley, en el minuto 15, concedió la victoria al Marítimo de Funchal frente al Oporto, que sufre su tercera derrota en la Liga y compromete seriamente su lucha por el título.

En un gris encuentro del actual campeón luso, el Marítimo rentabilizó el penalti que el lateral internacional brasileño Danilo cometió sobre el medio luso-guineano Danilo Pereira.

La pena máxima la convirtió Vanderley Dias Marinho, 'Derley', que suma nueve tantos en el campeonato.

En otros de los encuentros de hoy, el Setúbal ganó en casa 2-0 al Río Ave con dos tantos del brasileño Rafael Martins.

El Río Ave que dirige el exportero Nuno Espírito Santo acabó con nueve futbolistas por las expulsiones del brasileño Edimar y del luso Nuno Lopes.