• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Bélgica sufrió más de la cuenta para vencer a la atrevida Argelia

Fellaini empató el partido para los Diablos Rojos en el segundo tiempo | Foto EFE

Fellaini empató el partido para los Diablos Rojos en el segundo tiempo | Foto EFE

El cuadro dirigido por Marc Wilmots remontó el gol inicial de los africanos para vencerlos 2-1

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Argelia se convirtió en un fantasma que rondó sobre la cabeza de Marc Wilmots y su selección durante más de una hora. El primer tanto se la selección africana en Copas del Mundo desde 1986 fue un balde de agua fría que Bélgica superó con sufrimiento, para remontar el partido y alzarse con su primera victoria en Brasil 2014.

Los belgas, decepcionantes en la primera parte, emparejaron en el segundo tiempo para ganar 2-1. La expectativa levantada por el equipo de Eden Hazard, Axel Witsel y Romelu Lukaku fue sacudida por el pánico escénico.

El miedo se apoderó de un equipo joven, que retorna a las Copas del Mundo después de 12 años de ausencia. Sin embargo, después de pasar 70 minutos víctima del buen planteamiento del director del conjunto argelino, el bosnio Vahid Halilhodzic, quien creó una maraña impenetrable para los Diablos Rojos; Marc Wilmots, técnico de Bélgica, decidió remover las cosas.

El estratega propició que su conjunto despertara del letargo con los cambios. Ahí aparecieron Marouane Fellaini y Dries Mertens. Con sus goles, los belgas lograron un sufrido lauro.


Historia y aguante. Argelia sorprendió con su forma de concebir el partido. No por el hecho de que se defendieran, que era algo tácito en el planteamiento inicial del juego, sino por el orden con el que lo hizo y la velocidad con la que Taider, Feghouli, Mahrez y Bentaleb salieron al contragolpe.

Su desenfreno tuvo premio a los 25 minutos, cuando Mahrez provocó un dudoso penal que le cometió el lateral Jan Vertonghen. Feghouli se inscribió en los libros de historia del fútbol de su país con su tanto, que luego defendieron como un zorro árabe patas arriba.

Una nube blanca de jugadores argelinos cubrió su área, mientras los belgas pecaban de ser predecibles con el balón. Había mucho juego horizontal, sin cambios de ritmo ni explosividad.

No obstante, Wilmots modificó la estrategia en el segundo tiempo y con las variantes en la cancha cambió todo. Un centro de Kevin de Buyne fue cabeceado por Fellaini, cuyo frondoso afro corona su 1,94 metros de estatura, para anotar el tanto del empate a los 70.

Diez minutos después Hazard se escapó con velocidad por la banda izquierda y encontró en un pase en diagonal a Mertens, quien remató solo frente a la valla africana para anotar el 2-1 definitivo.

Bélgica mejoró en la medida en la que pudo encontrarle respuestas al acertijo impuesto por su par argelino, y pudo ser de nuevo ese grupo vertical y sorpresivo de la eliminatoria. Su esfuerzo tendrá que ser mayor si quiere copar con creces la expectativa que el equipo generó antes de empezar el Mundial.


El Dato
El gol de Sofiane Feghouli para Argelia fue el primero del conjunto africano en una Copa Mundial desde 1986. El último había sido de Djamel Zidane, el 3 de junio de 1986.


Hummels es duda
Los resultados de la resonancia magnética de Jerome Boateng y Mats Hummels revelaron que ambos jugadores tienen problemas físicos que los complicarán para estar en el próximo partido de Alemania, según el departamento de prensa de esta selección.

Boateng tiene una fisura en el pulgar de la mano derecha. El defensor tendrá que utilizar una férula durante seis semanas, con la que puede jugar con la aprobación del árbitro.

Hummels sufrió una contusión en el muslo derecho con hemorragia en los músculos. Aún se espera saber si podrá entrenar durante la semana.