• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Béisbol a la expectativa por política de EE UU con Cuba

Puig es uno de los peloteros cubanos que arriesgó su vida para jugar en EE UU / AP

Puig es uno de los peloteros cubanos que arriesgó su vida para jugar en EE UU / AP

Equipos de MLB no tienen clara la situación, después de de que el presidente Obama reanudara las relaciones diplomáticas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El béisbol de las Grandes Ligas no tiene claro cuál es el impacto inmediato de la decisión del presidente estadounidense Barack Obama de reanudar las relaciones diplomáticas con Cuba.

Debido al embargo económico de Estados Unidos contra la isla, cualquier beisbolista que abandone Cuba tiene que obtener una licencia del Departamento del Tesoro estadounidense antes de fichar con algún equipo de las mayores.

Estos jugadores usualmente establecen su residencia legal en países terceros  como México o República Dominicana, para poder declararse agentes libres y firmar contratos millonarios.

Grandes Ligas indicó el miércoles que "sigue de cerca el anuncio de la Casa Blanca", y agregó que "no hay suficientes detalles para realizar una evaluación realista". "Estaremos pendientes a este importante acontecimiento, y mantendremos a nuestros equipos informados sobre cualquier impacto que esto pueda tener en la forma en que operan con cualquier asunto relacionado con Cuba", agregó la oficina del comisionado.

La reciente profesionalización del deporte cubano como parte de las reformas del presidente Raúl Castro ofrece a los atletas de la isla un camino menos lucrativo pero más seguro al mercado internacional. En lugar de desertar o arriesgar sus vidas atravesando el estrecho de la Florida, Frederich Cepeda y Yulieski Gourriel ficharon legalmente este año por equipos de la Nippon Professional Baseball, la segunda liga del mundo en importancia después de Estados Unidos.

Cuba ha producido algunos de los mejores peloteros de la historia, pero durante medio siglo las autoridades comunistas les impidieron jugar en Estados Unidos, su enemigo ideológico desde la época de la Guerra Fría.

Eso llevó a estrellas como José Ariel Contreras u Orlando "El Duque" Hernández a desertar o arriesgar la vida cruzando el mar para alcanzar el sueño de pitchear en las Medias Blancas de Chicago o los Yanquis de Nueva York.

Aunque el presidente Castro autorizó a fines del 2013 la contratación de deportistas cubanos en el exterior, hasta ahora era el embargo comercial estadounidense el que prohibía su fichaje.

Más de 20 peloteros cubanos que desertaron desde 2009 ficharon con equipos de la MLB por más de 330 millones de dólares, según cifras de Baseball-Reference.com.