• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Beisbol y softbol aceleran mecanismos de fusión para pedir su regreso a JJ OO

Partido de beisbol en los juegos olímpicos de Sydney 2000

Beisbol en los Juegos Olímpicos

Junto a estos dos deportes, han pedido entrar en el programa de los Juegos de 2020 el kárate, la escalada, el patinaje, el squash, el wakeboard y el wushu

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las federaciones internacionales de beisbol y softbol, que han acordado fusionarse para aumentar así sus opciones de volver a ser olímpicas, han acelerado los trámites para recabar el voto de sus asociados y aprobar la unión antes de diciembre, cuando deben hacer una presentación ante el COI.

La de softbol estudia la convocatoria de un congreso extraordinario para el 30 de octubre en Houston, mientras que la de beisbol ha enviado cartas a todos sus miembros para solicitarles autorización para hacer una votación por correo, sin necesidad de una asamblea presencial.

Junto a estos dos deportes, han pedido entrar en el programa de los Juegos de 2020 el kárate, la escalada, el patinaje, el squash, el wakeboard y el wushu.

El español Luis Melero, secretario general de la Federación Española de Béisbol y Sóftbol y miembro del Ejecutivo de la Internacional de Beisbol, explicó que las condiciones económicas apuradas por las que pasan todas las federaciones dificultan la organización de un congreso extraordinario en el que se reúna el quórum suficiente para aprobar una medida que, en el caso del beisbol, requiere el respaldo de cuatro quintas partes de la asamblea. De ahí, dijo, la idea del voto por correo.

"Entiendo que hay que someter a votación la disolución de las actuales federaciones antes de contemplar la constitución de una nueva que reúna a beisbol y softbol", apuntó. Ambos deportes ya funcionan reunidos bajo un único organismo en la mayoría de los países europeos, pero no así en América, Asia u Oceanía. En los Juegos serían un solo deporte, con el béisbol como disciplina masculina y el sóftbol femenina.

"Por parte del beisbol no tengo ninguna duda de que se va a aprobar la fusión, pero el sóftbol quizá sea más reticente. He visto algunas dificultades para dar al proceso la mayor celeridad. Ciertos sectores piensan que pueden perder autonomía y, además, están pendientes de seguir recibiendo las ayudas de las Grandes Ligas de Estados Unidos", señaló Luis Melero.

"Salir del programa olímpico puede ser fácil, pero volver es muy complicado", aseguró el directivo, que lamenta que las federaciones de béisbol y sóftbol "estén perdiendo tiempo y recursos en este proceso de fusión, que podrían emplearse en hacer una buena campaña a favor del regreso a los Juegos".

Si, pese a consumarse la fusión de los dos deportes, la asamblea del COI no aprobase en septiembre de 2013 su regreso a los Juegos, Melero duda de cuál sería el futuro: "No sé si habría incluso que deshacer el camino".

El beisbol fue olímpico entre 1992 y 2008 y el sóftbol entre 1996 y 2008.

La Comisión del Programa del COI, que se encarga de analizar y proponer la entrada o salida de deportes de los Juegos Olímpicos, recibirá en diciembre (probablemente los días 19 y 20) a las federaciones que han pedido la admisión en 2020 para escuchar sus propuestas.

Los ocho deportes ya rellenaron en julio un cuestionario en el que detallaron sus datos de popularidad, audiencias, universalidad y posibles costes y cuotas de participantes si entrasen en los Juegos.

Además, cada deporte será sometido a una 'inspección' en un gran torneo internacional, en el que enviados del COI examinarán sus dotes organizativas.

Antonio Espinós, presidente de la Federación Mundial de Kárate, asegura que está listo para pasar el examen del 21 al 25 de noviembre en los Mundiales de París.

"Somos una buena federación, tenemos muchas cosas para ser elegidos. La opinión de muchos miembros del COI nos es favorable. No he percibido eso que se dice de que tenemos menos posibilidades por ser un deporte de combate", aseguró Espinós. El kárate ya estuvo al borde de ser admitido para los Juegos de 2012 y 2016, edición en la que se incorporarán como novedades el rugby a siete y el golf.

"El kárate es un deporte baratísimo. La Comisión del Programa ya nos examinó en 2005 y 2009, lo está haciendo ahora de nuevo y tiene una clara película de nuestra evolución", dijo Espinós, que pese a todo ve el proceso de entrada en los Juegos "complejo y difícil".

"En febrero de 2013 la Ejecutiva del COI decidirá cuáles son los 25 deportes nucleares de los Juegos, lo que equivale a excluir uno de los actuales. Y en mayo escogerá uno de los ocho nuevos aspirantes como candidato a la admisión. Hay que pasar muchas pruebas", recordó Espinós.

Lo que dificulta el proceso es que el 'deporte 26' que quede excluido en febrero del núcleo del programa puede ser retomado en mayo como aspirante a seguir en los Juegos, lo que mengua las opciones del resto.

"El deporte que no sea retenido entre los 25 nucleares será considerado un candidato junto a los ocho candidatos actuales", confirman desde el COI.

Todo ello se votará en la asamblea de septiembre de 2013 en Buenos Aires, en una reunión trascendental para el futuro cercano del olimpismo: se elegirá también la sede de los Juegos de 2020 (Madrid, Estambul y Tokio son las aspirantes) y se nombrará al nuevo presidente del COI, pues concluye el mandato del belga Jacques Rogge.