• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Becerra cambió el kimono por shorts y guantines

José Luis Becerra tiene un récord de seis combates ganados y ninguno perdido | Foto Henry Delgado

José Luis Becerra tiene un récord de seis combates ganados y ninguno perdido | Foto Henry Delgado

El atleta que inicialmente hacía jiu-jitsu y obtuvo tres títulos mundiales en esa especialidad, ahora se dedica a una lucha mucho más física  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por cinco años José Luis el “Perro” Becerra perteneció a la Selección Nacional de Jiu-Jitsu y en ese tiempo, logró conquistar los campeonatos mundiales de 2003, 2004 y 2007. Ahora, este atleta venezolano se está haciendo un nombre en las Artes Marciales Mixtas.

Desde niño, los combates cuerpo a cuerpo le llamaban la atención: “Veía la lucha por televisión y después intentaba aplicarle las llaves a mi hermano. A los 17 años de edad comencé a practicar jiu-jitsu brasileño, pasaron los años con la selección, me convertí en profesor y desde hace tres años me dedico a las AMM”.

Actualmente, Becerra es campeón nacional en la categoría welterweight, con un récord de 6-0, sin embargo, por mucho tiempo estuvo rehuyendo de esta práctica.

“Después de los campeonatos de jiu-jitsu empezaron a ofrecerme peleas deAMM, pero no me interesaban, me parecía demasiado masoquista entrar a una jaula a que te golpeen con todo. Un día estaba con unos compañeros que se preparaban para pelear, el entrenamiento que hacían era tan intenso que parecían Superman. Fue tanta mi impresión que llamé a mi entrenador Héctor Moya y por fin le dije que sí, aunque no tanto por el asunto de pelear, quería exigirme más y superarme, comprobar si podía con ese tipo de preparación”, relató.

Ese “entrenamiento de Superman”, como Becerra lo llama, incluye la práctica diaria de otras disciplinas como boxeo, lucha greco-romana y olímpica y grappling (variación del jiu-jitsu), además del acondicionamiento físico.

La parte psicológica también juega un papel importante: “Cuando te pautan una pelea para equis fecha, constantemente estás pensando ‘falta una semana, faltan tres días, falta un día’ y esa presión te afecta, no es tan fácil lidiar con eso. De hecho, tengo un compañero que es excelente pero no ha tenido ni una pelea oficial porque no puede manejar los nervios, siempre que le ofrecen un combate él dice que no. Por otro lado está la parte de los golpes, pero sarna con gusto no pica. Tú vas ahí y tienes que estar consciente de que vas a dar y a recibir también, la teoría del entrenamiento es que recibas mucho más ahí que en la propia pelea. En la jaula mientras des más de lo que recibas, mejor”.

Gladiadores de Venezuela es uno de los eventos más importantes de AMM en el país y en la última edición, el 31 de agosto en el Fórum de Valencia, Becerra protagonizó la pelea estelar contra el también venezolano Yorwin Ortiz. Además de la victoria, el “perro” se hizo con el patrocinio de Adidas y es el representante venezolano de este tipo de combate para la marca deportiva.

“Cuando acepté mi primer combate, lo veía como una experiencia más, luego vino otra y otra, hasta que decidí hacer de esto mi estilo de vida. En Venezuela hay personas que quieren pelear profesionalmente por dárselas de bravucones, pero cuando se enfrentan a la preparación, se quedan en el camino porque realmente no les gusta. Los verdaderos profesionales estamos interesados en masificar este deporte pero de una forma seria”, aseguró.

El próximo 2 de noviembre se celebrará el Mundial de Grappling en California, Estados Unidos, y Becerra está participando en el proceso de selección que lleva a cabo el Instituto Nacional de Deporte para conformar un grupo de cinco combatientes que representen al tricolor en esta competencia: “Estoy entrenándome todos los días en el Vargas Fight Club junto con 30 atletas de alto nivel, pero soy muy optimista y espero estar entre los cinco que van a viajar. Siempre es un orgullo representar a mi país”.


“El Perro”

José Luis Becerra aún no ha sido derrotado en combates de Artes Marciales Mixtas, por esto y porque ha tenido un progreso dentro de esta actividad más rápido de lo usual, se ganó el apodo de “El Perro”: “Me llaman así porque es el animal que simboliza las peleas”.