• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Barra del Caracas FC: Pasión y entrega

Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela | Foto Captura de video

Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela | Foto Captura de video

Julia Chang tiene 26 años como cofundadora e hincha de la barra del Caracas Fútbol Club, ella es uno de los pilares principales en la historia de esta barra que fue formada en Octubre de 1989

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La barra del Caracas Fútbol Club se ha visto involucrada en actos violentos a lo largo de los años, en sus juegos, en sus viajes, con la policía y hasta en su propio estadio.

En esta oportunidad la historia real será expuesta a través de sus hinchas, los cuales cada domingo siguen y alientan al equipo los 90 minutos de partido con sus cánticos.

Inicios

Caracas carecía de un equipo de fútbol que le diera identidad a la ciudad. En aquel entonces sólo se conocían en la capital los equipos de fútbol italianos, españoles y portugueses.

Luego de la confirmación del Caracas Fútbol Club en 1985, el fútbol venezolano empezó a surgir para llegar a convertirse en lo que es hoy. El color que caracteriza a este club es el rojo, y sus partidos como local los disputa en el Estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela.

La cofundadora, Julia Chang, más conocida como “La China”, se unió a Andrés Mendizábal, otro de los fundadores, y juntos comenzaron a llevar a sus familiares y amigos al estadio, entregando volantes en la calle y poniendo anuncios en el periódico para así atraer más adeptos.

“Empezamos entre familia y al pasar del tiempo comenzó a reunirse más gente en el Estadio Brígido Iriarte, en el primer año que tenía la barra de fundada la conformaron alrededor de 30 personas”, expresó Chang.

Esta barra está integrada por once frentes. Cada uno simboliza los 11 títulos que tiene el club.

Comienzo de cada partido

Cada domingo los partidos del Caracas FC comienzan a las 5:00 pm, sus hinchas llegan horas antes para adornar el estadio con “trapos” con los nombres de los "frentes" y banderas verticalmente a lo largo de las paredes. A la hora de iniciar el juego ya han adornado todo el lugar e impuesto su identidad en el estadio.

Vínculos con la violencia

Inicialmente se vincula la barra con actos violentos desde el accidente en el estadio de Pueblo Nuevo, en San Cristóbal, en el año 2000, donde el Caracas FC se encontraba de visitante ante el Deportivo Táchira. En el partido acontecieron hechos de violencia por parte de ambas barras por la quema del autobús del Caracas.

Este incidente dio pie a una riña entre ambas barras, convirtiéndose así en lo que conocemos como “el clásico Caracas FC – Deportivo Táchira”.

Al pasar el tiempo, la barra se ha visto inmiscuida en varios actos de violencia. Julia Chang confirma que “el fanatismo puede provocar ciertos incidentes y discusiones. Los cantos en contra de la otra barra siempre van a existir”.

Para la cofundadora la violencia proviene de la mala organización y por los entes policiales que resguardan el estadio en cada juego. “Decir que la barra del Caracas es lo más violento es la mentira más grande que existe”.

Sus fanáticos declaran que la visión de la barra tiene que ver con quienes la conocen y rodean. Comentan que es “muy sencillo criticar a través de otras perspectivas” de medios de comunicación, a estar involucrados en el estadio, y que por unos pocos generalizan a todos en la barra.   

Explican que a pesar de todo, siempre habrá una agresión entre barras, no solo en Venezuela sino en otros países, donde las hinchas son más radicales al demostrar su fanatismo por el deporte.

La barra y labores sociales

Los hinchas de esta barra no solo asisten a los juegos. También hacen donaciones a casas hogar, comparten con adultos mayores, ayudan a la recuperación de murales y hacen donaciones de sangre voluntarias.

Para sus seguidores, el equipo y los colores significan todo en su día a día. Expresan que “el Caracas es la vida, los colores son imborrables y mataríamos por el equipo”.



“Mataríamos, literalmente, por el equipo”: La... por elnacionalweb