• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Baroja festejó a lo grande su llamado

Atajó un penal y fue figura en el partido en la tanda definitiva en la que Caracas batió a Mineros y lo dejó en el camino en la Copa Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alain Baroja miró la tanda de penales en la que Venezuela quedó fuera de la Copa América contra Paraguay en su casa. Era tarde en la noche, y recordó que ese día sufrió mucho, como cualquier venezolano, la eliminación del combinado patrio en el torneo continental.

En esos días, Baroja era el tercer guardameta del Caracas. Poco tiempo después fue prestado a Llaneros, donde una gran actuación lo colocó como una de las figuras del equipo, lo que le valió retornar a la capital con la posibilidad de ser el primer guardameta del cuadro colorado.

Desde entonces, Baroja se erigió como una nueva opción para César Farías en el arco Vinotinto, aunque Baroja jamás se imaginó dar ese paso a la selección nacional tan pronto.

"Uno no lo piensa, no se lo imagina. La verdad es que estoy muy agradecido con todo lo que me pasó. Ahora quiero ir con ganas, y más después de ganarle a Mineros, en la llave más difícil de la Copa, para tratar de hacer un buen trabajo en la preparación contra Ecuador y que sea lo que Dios quiera", comentó.

El miércoles, el cancerbero pudo celebrar de la mejor manera posible su primera convocatoria a la Vinotinto, después de atajarle un penal a Jorge "El Zurdo" Rojas en la tanda que definió el choque entre Mineros y Caracas.

"Los penales son una cuestión de trabajo, de ver la reacción del rival. En ese momento decidí que iba a lanzarme hacia mi mano izquierda, el penal del Zurdo se fue un poco por ahí y pude parar la pelota con mis piernas, después que reaccioné en el aire", aseguró.

"Para mi fue un gran momento, le pude dar la oportunidad a mi conjunto de pasar a la siguiente fase de la Copa y de paso vencimos a un gran rival, el campeón del torneo en la temporada pasada, que nos ganaron en la liga", explicó.