• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Barcelona de récord se queda solo

El Barcelona tiene 9 victorias y un sólo empate en 10 partidos para un récrod histórico / AP

El Barcelona tiene 9 victorias y un sólo empate en 10 partidos para un récrod histórico / AP

En una jornada vacía del habitual protagonismo anotador del argentino Leo Messi, el portugués Cristiano Ronaldo y el colombiano Radamel Falcao, el Barcelona de Tito Vilanova encontró en los números el argumento a su gran trayecto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Barcelona ganó al Celta (3-1) y firmó el mejor arranque en Liga de su historia, un nuevo acelerón que se unió al tropiezo del Atlético en Valencia (2-0) para erigirse como dominador en solitario de la Liga de Primera.

La ley del mínimo esfuerzo llevó al Real Madrid al tercer puesto. Una goleada exagerada ante el Zaragoza (4-0) le abrió paso por encima del Málaga, que quedó en evidencia en La Rosaleda con la visita del Rayo Vallecano (1-2).

En una jornada vacía del habitual protagonismo anotador del argentino Leo Messi, el portugués Cristiano Ronaldo y el colombiano Radamel Falcao, el Barcelona de Tito Vilanova encontró en los números el argumento a su gran trayecto. Nueve triunfos y un empate en diez jornadas son razones incuestionables para ensalzar su primer puesto.

Leo Messi no pudo dedicar gol alguno a su retoño Thiago, nacido ayer. No marcó aunque lo buscó frente al Celta. Fueron Adriano, Jordi Alba y David Villa, que evidenció su recuperación absoluta, los que sentenciaron al equipo gallego, que mantuvo el tipo lo que pudo.

El Barcelona, que ha dejado atrás el récord que ostentaba el holandés Louis Van Gaal desde la temporada 1997/98, se ha quitado de encima al Atlético Madrid, que cayó en Valencia, donde el cuadro rojiblanco no gana desde hace doce años.

Un gol de Roberto Soldado torció el camino rojiblanco, que afrontó su visita con doce victorias consecutivas y que se reencontró con la derrota siete meses después. Desde que cayó en el Vicente Calderón ante el Real Madrid el 11 de abril. En la temporada pasada.

El equipo de Diego Pablo Simeone queda a tres puntos del Barcelona. Y contempla a cinco al Real Madrid, que previamente había goleado al Real Zaragoza, que llegaba en racha al estadio Santiago Bernabéu (4-0), en un partido sentenciado al ritmo marcado por los argentinos Gonzalo Higuaín y Ángel Di María, y solo agitado en el tramo final, después de la siesta y con la mente en el duelo ante el Borussia Dortmund, con los goles de Michael Essien y Luka Modric, que pusieron el broche.

El Real Madrid superó con eficacia y solidez la ausencia de los dos futbolistas que lanzan su fútbol. Sin el "cerebro" Xabi Alonso ni su fiel escudero Sami Khedira, superó a un Real Zaragoza serio, con una base bien asentada, que se derribó con dos zarpazos argentinos en dos minutos, y que acabó goleado en otro arreón final blanco.

Es tercero ya el equipo de Jose Mourinho. Beneficiado de la inesperada derrota del Málaga en La Rosaleda. Ante el Rayo Vallecano.

El equipo de Paco Jémez dio la sorpresa en el recinto andaluz, ante un adversario desconocido y sin ritmo y que encajó la primera derrota como local en lo que va de Liga (1-2).

En un día lluvioso, con un campo rápido y con problemas extradeportivos, nuevamente por el impago de una parte de la deuda de la pasada temporada del club, por su propietario el jeque Al-Thani, a la plantilla, el Málaga afrontó el partido con parte de su cabeza pensando en el histórico enfrentamiento del martes en San Siro, ante el Milán.

El conjunto rayista, sin su entrenador, Paco Jemez (en el banquillo, al estar sancionado), llegó a Málaga dispuesto a todo, a pesar de ser el equipo más goleado de la categoría, con veintidós tantos en contra, que no volvió la cara al partido y que se acomoda en el ecuador de la tabla.