• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Barcelona rechaza acusaciones por el fichaje de Neymar

Rosell espera que lo llamen a declarar | Foto REUTERS

Rosell espera que lo llamen a declarar | Foto REUTERS

El diario El Mundo publicó que el firma habría costado 95 millones de euros y no 57, y el presidente azulgrana respondió con contundencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, solicitó al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que admita la querella que ha presentado un socio por presuntas irregularidades en el fichaje de Neymar y que le cite a declarar “cuanto antes”.

Así de contundente se mostró el mandatario azulgrana, después de que una nueva información en el diario El Mundo sostenga que el Barcelona ha abonado 95 millones de euros por Neymar, en lugar de los 57 que anunció el club catalán.

En el marco del anuncio de la remodelación del Camp Nou, tras una junta directiva para tratar este asunto, Rosell fue contundente: “Neymar costó 57 millones de euros. Pido con todo el respeto al señor juez que me cite a declarar, para explicarlo todo, ya que no hay nada que esconder. Todo es impecable (en el contrato)”.

El presidente azulgrana quiere que el juez Ruz no dilate el proceso. En su edición de ayer, El Mundo publicó que el Barcelona habría pagado “95 millones de euros y no los 57 que declaró oficialmente” Rosell por el fichaje del brasileño. El diario aseguró que tuvo acceso a los “contratos suscritos entre el club azulgrana y el jugador brasileño, que obran ya en poder del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional”, y cifró el traspaso desde el Santos en 38 millones de euros más que los declarados por el club español.

Los documentos, suscritos entre noviembre de 2011 y septiembre de 2013, incluirían “tres comisiones millonarias destinadas a la familia Neymar y que hasta ahora permanecían ocultas”.

La publicación asegura que el padre del futbolista percibiría 2 millones de euros por la búsqueda de nuevas promesas del Santos, 4 millones por la labor de captación de contratos de publicidad de empresas brasileñas y otros 2,5 que se destinarían a “ayudar a los niños de las favelas de Sao Paulo”.