• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

0-2. Victoria agridulce en el Da Luz

Alexis Sánchez abrió la cuenta para el Barcelona | AFP

Alexis Sánchez abrió la cuenta para el Barcelona | AFP

Pese a que el conjunto culé obtuvo los tres puntos en su visita a Portugal, perdió a su capitán, Carles Puyol, en una jugada desafortunada al minuto 77. Alexis y Fabregas marcaron por los españoles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Barcelona venció al Benfica en su visita a Portugal, gracias a un gol del chileno Alexis Sánchez cuando apenas se habían disputado 6 minutos de partido y a otro de Cesc Fabregas al minuto 55, en el marco de la segunda jornada del Grupo G de la Liga de Campeones.

Españoles y portugueses llegaban al encuentro muy parejos, estadísticamente hablando, debido a que el Barcelona sólo había ganado en 2 ocasiones, mientras que el Benfica había obtenido un solo triunfo, en 5 cotejos disputados, de los cuales los dos restantes se saldaron con empates.

En un estadio Da Luz repleto, los locales comenzaron el partido con ímpetu, y aunque esperaban atrás a los dirigidos por Tito Vilanova, las primeras ocasiones de peligro fueron de los lusos. Bruno César en par de ocasiones, encontró bien ubicado a Víctor Valdés que pudo repeler, con algo de dificultades, el primero de los dos remates, generados por contragolpes bien orquestados.

Pero, el Barcelona, fiel a su conocido “tiki-taka” encontró espacios en la defensa portuguesa, y tras una serie de pases al borde del área, el argentino Lionel Messi se escapó por la izquierda para tirar el “buscapiernas” que conectó Alexis “El Niño Maravilla” Sánchez para inaugurar el marcador al minuto 6 de juego, en la primera llegada de peligro de los culés.

El Benfica de Jorge De Jesús, en vez de echarse atrás, se volcó al ataque y de no ser por dos buenas intervenciones de Jordi Alba, los locales hubiesen empatado el partido. Al minuto 12, los de casa nuevamente tuvieron otra clara oportunidad, cuando José Lima recibió un pase al espacio que lo dejó en un mano a mano ante Valdés, que con las piernas envió su disparo al córner.

Tras 20 minutos frenéticos, en los que el Barcelona y el Benfica se enfrascaron en un “toma y dame”, al minuto 22, los visitantes tuvieron el segundo tanto a tiro, cuando Alexis le intentó devolver el favor a Messi y lo habilitó desde la izquierda con un pase rasante, para que éste último enviara un remate cruzado que se estrelló en la mano izquierda del arquero Artur Moraes. 2 minutos después, el chileno volvió a tener una gran oportunidad, al recibir un pase al espacio al borde del área, pero envió el balón por encima del arco ante la salida de Artur.

Par de oportunidades de Salvio y una de Ezequiel Garay, por el Benfica y dos más de Alexis, junto a una muy clara de Messi justo antes del descanso, fueron las oportunidades más importantes de una primera mitad que terminó con un marcador corto, para la cantidad de oportunidades que tuvieron ambos conjuntos.

Frustración en el Da Luz

La segunda mitad comenzó con un Barcelona volcado al ataque, en la búsqueda del gol de la tranquilidad. La primera oportunidad para los culés llegaría a los 2 minutos de iniciado el complemento, cuando Messi habilitó a un Sánchez muy activo con un pase filtrado, y éste último intentó con una vaselina superar al portero, pero su disparo se fue ancho.

Pero la recompensa para conjunto español llegaría al minuto 55, un minuto después de una jugada en la que el Benfica estuvo a punto de marcar, cuando nuevamente Messi, entre 3 rivales, habilitó a Cesc Fabregas al borde del área, para que éste se internara y con un fuerte remate batiera a Artur y pusiera el 0-2 que silenciaba al estadio Da Luz.

Pero el Benfica respondió con ocasiones de los defensas Jardel y Matic, sin embargo, Valdés estuvo correcto. Pero desde el minuto 70, la desesperación se apoderó de los lusos y comenzaron a perder las ideas, mientras que el Barcelona se recreaba y coqueteaba con la goleada.

Al 73, un atípico Messi, pudo haber convertido el tercero de cabeza, pero Artur se estiró para evitar la celebración del argentino. Cuando corría el minuto 76, el incombustible Carles Puyol, quien regresaba milagrosamente de una lesión, silenció al Da Luz al caer sobre su brazo izquierdo en un intento de remate al arco, dejando en la retina de muchos espectadores la imagen de su extremidad fuera de lugar.

El capitán del Barca debió ser sustituido por Song y se marchó del terreno de juego en camilla y con serias muestras de dolor, ante una sonora ovación de los asistentes, aun impresionados por lo fuerte de la lesión. Tras la lesión de Puyol, el partido perdió brillo y lucidez, y se tornó brusco.

Una serie de fortísimas entradas a Jordi Alba, Messi y Alexis encendieron a Sergio Busquets, quien perdió la cabeza y se hizo expulsar al minuto 88, por un altercado con Maxi Pereira. Aún con 10, el Barcelona se dedicó a dominar el balón en los últimos compases del cotejo, pero nuevamente, el Benfica, notablemente frustrado, siguió con el juego violento, en el que salieron tocados Messi, Iniesta y Dani Alves. Así se terminaría el partido, que pese a que deja al Barcelona en la punta del Grupo G, enciende las alarmas en los culés pues tendrán sensible baja de Puyol de cara al clásico español contra el Real Madrid, en Liga del próximo fin de semana.