• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Barça se conjura para una nueva noche mágica en el Camp Nou

El Barcelona cayó por primera vez en la actual temporada | EFE

El Barcelona | EFE

El 2-0 cosechado en San Siro obligará a los azulgranas a remontar heroicamente si quieren seguir vivos en la Liga de Campeones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la eliminatoria de Liga de Campeones muy cuesta arriba tras la derrota ante el Milan en San Siro (2-0), el Barcelona se conjura para remontar en una nueva "noche mágica" europea en el Camp Nou y evitar que se repitan los dos últimos y negativos precedentes ante el Chelsea y el Inter.

Acostumbrado en los últimos tiempos a convertir la victoria en una rutina, conceptos como épica, gesta, bravura y garra parecen extraños, desconocidos y casi incómodos para un Barça más habituado a la melodía de violines que al redoble de tambores y cornetas.

Sin embargo, el 2-0 cosechado en San Siro obligará a los azulgranas a remontar heroicamente si quieren seguir vivos en la Liga de Campeones y no caer prematuramente en una competición en la que aparecían como unos de los grandes aspirantes al título.

"A esta generación le hace falta una remontada histórica", decía hoy Xavi Hernández, y razón no le falta. A pesar de no ser la primera vez que el Barcelona se enfrenta a lo largo de la historia a la epopeya de tener que remontar una eliminatoria en casa, los recuerdos del grupo actual no son precisamente de desenlaces felices.

Los fantasmas más recientes nacieron en 2010. A un solo peldaño de la soñada final en el estadio del máximo rival, el Santiago Bernabéu, el Barcelona sufrió un fiasco en semifinales ante otro equipo lombardo, el Inter, entrenado entonces por José Mourinho.

El 1-0 definitivo en el partido de vuelta en el Camp Nou, con un gol anulado a Bojan en el último minuto, resultó insuficiente para dar la vuelta al 3-1 de la ida en el Giuseppe Meazza.

También dolorosa fue la eliminación en semifinales ante el Chelsea en el pasado curso, cuando un tanto de Drogba salvaba a su equipo del asedio azulgrana en Stamford Bridge.

La remontada era factible y así pareció cuando el Barça lograba adelantarse con dos goles en el Camp Nou. Pero dos tantos de los ingleses y un penalti desperdiciado por Messi truncaron el camino de nuevo a la final.

Aún así, los aficionados barcelonistas guardan en su memoria todo un historial de remontadas imposibles, que han forjado la leyenda de las noches europeas en el imponente coliseo catalán.

El 7 de diciembre de 1977, en la vuelta de octavos de final de la Copa de la UEFA, el Barça superó al Ipswich Town inglés en la tanda de penaltis, tras igualar el 3-0 de la ida, gracias a los tantos de Johan Cruyff (2) y Carles Rexach.

También por tres tantos habían caído los barcelonistas en el estadio del Anderlecht en los octavos de la Recopa de Europa al año siguiente. Los goles azulgranas forzaban la prórroga, donde se acabó imponiendo por 4-1. A final de campaña alzaría el título en Basilea.

Más recordada aún es la gesta ante el Goteborg, tras un nuevo 3-0 en la ida de las semifinales de la Copa de Europa. Aquel 16 de abril de 1986, el Camp Nou asistió a los tres goles de 'Pichi' Alonso y una tanda de penaltis agónica (5-4) que llevó al Barça a la final 'maldita' de Sevilla ante el Steaua de Bucarest.

También otra debacle en una final de la 'Champions', en Atenas ante el Milan en 1994, escondió antes una remontada gloriosa. El 4-1 al Dinamo de Kiev en setiembre de 1993, que llevó a los azulgranas a dieciseisavos de final, se ha calificado posiblemente como la mejor actuación del 'Dream Team' de Johan Cruyff. Al 3-1 de la ida, los azulgranas respondieron con un fútbol de videoteca y goles de Laudrup, Bakero (2) y Koeman.

La última gran remontada europea fue en 2000, ante el Chelsea. El Barça de Louis Van Gaal sucumbía 3-1 en tierras londinenses y logró dar la vuelta al resultado en su feudo, aunque no sin sufrimiento. En una prórroga memorable, el Barça se impuso por 5-1 y se clasificó para la semifinal de la Liga de Campeones.

El Barça tendrá ahora que repetir esas gestas para batir al Milan en un partido que se disputará el 12 de marzo, curiosamente el mismo día que una de las grandes remontadas de su historia. Fue en Copa del Rey, contra el Atlético de Madrid en 1997, cuando volteó un 0-3 al descanso y acabó venciendo por un 5-4 inolvidable, que encumbró a Juan Antonio Pizzi al olimpo barcelonista.