• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Barça y Abidal pondrán final a su relación de seis años

Eric Abidal / AP

Eric Abidal / AP

El jugador francés, que deseaba renovar por el club tras superar un trasplante de hígado, no ha contado con la aprobación por parte del Barcelona, que ha considerado que no podía rendir en los términos que se exigen

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El lateral francés Eric Abidal y el FC Barcelona pondrán mañana punto y final a una relación de seis años, que escenificarán en una conferencia de prensa (13.00 horas) en la que asistirá el presidente del club, Sandro Rosell, y el director deportivo, Andoni Zubizarreta.

El recién estrenado 'Auditori 1899', de nueva creación en la explanada donde se asienta el Camp Nou, será el lugar que acoja el acto, el penúltimo del jugador como azulgrana, ya que se espera que pueda despedirse en el Camp Nou (Barça-Málaga, sábado 19.00 horas) en el último encuentro de Liga.

El jugador francés, que deseaba renovar por el club tras superar un trasplante de hígado, no ha contado con la aprobación por parte del Barcelona, que ha considerado que no podía rendir en los términos que se exigen para estar en el primer equipo.

Después de unos meses en que el jugador esperaba una oferta del club, mientras parece que cuenta con opciones de seguir jugando al fútbol en su país, el jugador pondrá punto y final a seis años de relación, en que ha obtenido éxitos deportivos, como cuatro Ligas y dos Ligas de Campeones, y personales, después haber superado un trasplante de hígado.

Tras el tumor que se le detectó hace años, y el posterior trasplante, contrariamente a la idea que se había instalado de que no volvería a jugar, el francés regresó a los terrenos de juego ante la sorpresa monumental tanto del club como de los médicos.

A pesar de esta reaparición, el club catalán entiende que el defensa, que cumplirá 34 años el 11 de septiembre, no alcanzará el nivel que tenía antes de la enfermedad ni ofrecerá el rendimiento que se exige para jugar en el Barcelona.

Así, a pesar del entusiasmo mostrado por el jugador tras la recuperación, el club no ha atendido a sus expectativas y ha considerado más razonable tenderle la mano para captarlo en tareas de representación del Barcelona.

El jugador llegó al Barcelona en la temporada 2007-08, procedente del Olympique de Lyon con el que había ganado tres Ligas. Veloz y con una gran técnica, al jugador le costó adaptarse al fútbol del Barça, pero en la siguiente temporada, con Pep Guardiola como entrenador, el francés explotó cuando adquirió la rutina del nuevo preparador.

Con Abidal en la banda, el Barcelona tuvo a un fijo en el lateral, ya que nunca vio peligrar su puesto debido al altísimo rendimiento que ofreció, hasta que una lesión le apartó de la titularidad tras el 2009 glorioso en que el Barça lo ganó todo.

No obstante, el peor trago por el que debió pasar el jugador ocurrió el 15 de marzo del 2011, cuando se conoció que tenía un tumor en el hígado. Tras recuperarse, justo un año después de haber anunciado el Barça la mala noticia, el club catalán volvió a informar de que al lateral francés se le había reproducido el tumor. Ello le llevó a una intervención quirúrgica, donde recibió un trasplante, gracias a la colaboración de un primo suyo.

Igual que el primer episodio, cuando el jugador llegó a reaparecer, en el segundo, Abidal volvió a jugar después de 400 días de ausencia.

A pesar de esta buena nueva, y llegado el tramo final de su último año de contrato, el Barça ha decidido no renovarle y darle la posibilidad de que pueda jugar en otro equipo, y a la vez contar con él para actos de representación del club.

Eric Abidal fue el padrino hace unos meses de un libro solidario que anualmente editan de forma altruista un grupo de periodistas catalanes para recoger fondos y destinarlos a causas benéficas.

Durante el acto de presentación de aquel libro, el jugador expresó su idea de seguir jugando a fútbol pero también subrayó que la experiencia por la que había atravesado le había dejado una gran huella, que le había llevado a impulsar en su país centros para colaborar con niños con problemas de salud.