• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Bale acapara galardones de la Premier

Gareth Bale / AP

Gareth Bale / AP

Los periodistas británicos eligieron al extremo del Tottenham como jugador del año en Inglaterra, una distinción que se suma a las de Mejor Jugador y Mejor Jugador Joven

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Gareth Bale, jugador galés del Tottenham, acapara esta temporada gran parte de los galardones que puede conquistar un jugador individual en la Premier y afronta un verano en el que su nombre estará en el centro de las especulaciones del mercado europeo de fichajes.

Los periodistas británicos eligieron hoy al extremo como jugador del año en Inglaterra, una distinción que se suma a las de Mejor Jugador y Mejor Jugador Joven que le otorgó la Asociación de Futbolistas Profesionales (PFA) esta semana.

A los 23 años, Bale ha sido comparado con el joven Cristiano Ronaldo que deslumbraba a Inglaterra en el Manchester United hace un lustro y sus 24 goles esta temporada (19 en liga) han permitido al Tottenham batallar en lo alto de la tabla para mantenerse en puestos de Champions.

Bale es un jugador completo con predilección por la banda izquierda que atemoriza a los rivales con su velocidad explosiva, su habilidad para el regate y su potente disparo.

Desde 2010 se le ha señalado como una de las promesas de la liga inglesa, si bien ha sido esta temporada cuando su madurez futbolística le ha situado en el punto de mira de los grandes equipos del continente.

El prestigioso galardón que concede la Asociación de Periodistas británica es un paso más hacia su consagración en la élite del fútbol, que le sitúa en la misma senda que transitaron estrellas como Ronaldo, que lo ganó en 2007 y 2008, el francés Thierry Henry (2003, 2004 y 2006) o el inglés Wayne Rooney (2010).

El empuje que ha brindado el galés a los "spurs" hace que el presidente del club, Daniel Levy, sea reacio a aceptar la idea de que la estrella más fulgurante que ha jugado de local en White Hart Lane en los últimos tiempos vaya a marcharse en su mejor momento.

Tanto es así, que públicamente ha llegado a poner un precio de 100 millones de libras (116 millones de euros) por el extremo galés, una aspiración económica que los medios británicos matizan y que podría quedarse en unos nada modestos 60 millones de libras (70 millones de euros).

Levy invirtió 10 millones de libras (11,6 millones de euros) en 2007 para contratarlo cuando era un desconocido jugador de 18 años del Southampton y considera a Bale su apuesta personal, por lo que no está dispuesto a dejarle marchar fácilmente.

Tanto el presidente como el entrenador portugués André Villas-Boas han manifestado que Bale continuará en el norte de Londres la próxima temporada si logran clasificarse para la Liga de Campeones.

El jugador, por su parte, no quiere pronunciarse sobre su futuro y solo ha agradecido en los últimos días las comparaciones en la prensa que le sitúan a la estela de Ronaldo y del argentino del FC Barcelona Leo Messi.

"Ellos son los mejores, han establecido un límite al que todos queremos llegar", se limitó a afirmar el galés, que suena como uno de los refuerzos este verano de clubes de primera línea como el Real Madrid, el Bayern Múnich o el Manchester City.

Bale trata de aislarse de los rumores sobre su futuro en el momento crucial de la temporada para los "spurs": en cuatro partidos su equipo, quinto en la tabla, debe remontar los dos puntos con los que le aventaja en Arsenal, con un partido menos, o bien los tres que le saca el Chelsea, tercero.

Hacerse un hueco en la Champions se ha convertido en la obsesión de Levy y de la afición del Tottenham desde que la pasada campaña se quedaron a un solo paso de lograrlo con el inglés Harry Redknapp en el banquillo.

El galés reapareció a finales de abril de una lesión muscular que lo mantuvo fuera del equipo durante dos semanas y desde entonces ha seguido demostrando que su aportación es clave para los resultados de los "spurs" como tercer goleador de la Premier tras Robin Van Persie y Luis Suárez.

Lideró la remontada de los suyos ante el Manchester City (3-1) con un tanto y firmó otro gol en el empate a dos ante el Wigan que salvó un punto vital para el Tottenham en las dos últimas jornadas del campeonato.