• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La llegada de Bale abre las puertas del Real Madrid a Özil y Kaka

Gareth Bale, ahora es jugador del Real Madrid / AP

Gareth Bale, ahora es jugador del Real Madrid / AP

El último bombazo del mercado llegó desde Inglaterra con el fichaje de Özil por el Arsenal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mismo día que se presentó el galés Gareth Bale en el Real Madrid, salieron del club blanco el alemán Mesut Özil y el brasileño Kaka, al Arsenal y al Milan respectivamente, en un último día frenético de fichajes. Este es el repaso a los fichajes más importantes de las últimas horas y un resumen de lo acontecido durante el 'mercato' estival en las cinco principales ligas europeas.

ESPAÑA: El anuncio el domingo por la noche del fichaje récord de Bale (entre 91 y 101 millones de euros, según las fuentes) por el Real Madrid, provocó la inmediata salida de Özil y Kaka. Apenas media hora antes del cierre del mercado estival en Europa (previsto para el lunes a las 22h00 GMT), el Arsenal anunció el "acuerdo récord" por Özil, estimado por la prensa en unos 50 millones de euros. Antes, por la mañana, había sido Kaka el que a sus 31 años anunció su regreso a Milan, además a coste cero para el equipo rossonero, cuando el club español pagó por el centrocampista 65 millones de euros en 2009.

En un contexto marcado por la crisis económica que azota al país, que explica que más de la mitad de las 20 formaciones de Primera División hayan gastado menos de 10 millones de euros en los fichajes de verano y cinco de ellos sólo destinaron un millón para reforzarse, el Real Madrid fue el gran animador del 'mercato' en España. El presidente blanco se gastó entre 155 y 165 millones de euros en la contratación de Bale (Tottenham) y de los jóvenes Isco (Málaga), Asier Illarramendi (Real Sociedad) y Dani Carvajal (Leverkusen). No obstante, el Real Madrid ingresó también más de 110 millones de euros con las ventas Özil y del argentino Gonzalo Higuaín, Raúl Albiol y José Callejón, estos tres al Nápoles. El otro 'grande' de España, el Barcelona sólo hizo un fichaje, pero fue de lo que impactó: llegó el brasileño Neymar, procedente del Santos, por 57 millones de euros. Para tratar de competir con Barça y Madrid, el Atlético de Madrid anunció este lunes el fichaje del centrocampista francés Joshua Guilavogui (Saint Etienne) y del defensa belga Toby Alderweireld (Ajax), que se juntan a David Villa (Barcelona) y al brasileño Leo Baptistao.

Menos de 30 millones de euros en total que habrá que ver si son suficientes para hacer olvidar al colombiano Radamel Falcao, vendido al Mónaco por 60 millones de euros. Equipos de segunda fila como Valencia y Sevilla han perdido potencial con respecto a la pasada temporada. El equipo valenciano vendió a su goleador Roberto Soldado por 30 millones al Tottenham y ha fichado al colombiano Dorlán Pabón y al portugués Helder Postiga por 10 millones, los dos. Ilustrativo es el caso del Sevilla, que vendió a Jesús Navas y Álvaro Negredo al Manchester City por 20 y 25 millones, respectivamente, al francés Geoffrey Kondogbia por 20 millones al Mónaco y al chileno Gary Medel al Cardiff City por 13 millones, mientras que llegaron al Sánchez Pizjuán el francés Kevin Gameiro, del París SG por 8 millones, el colombiano Carlos Bacca, del Brujas por 7 y Vicente Iborra del Levante por 6.

INGLATERRA: El último bombazo del mercado llegó desde Inglaterra con el fichaje de Özil por el Arsenal, con el que los gunners esperan poner fin a ocho años sin títulos. Inglaterra, como es habitual en los últimos años, fue el campeonato que más dinero invirtió. El Liverpool, por ejemplo, anunció este mismo lunes el fichaje de Mamadou Sakho (del París SG por 19 millones) y de Tiago Ilori (del Sporting de Lisboa por 8 millones), además de la cesión del nigeriano Victor Moses, procedente del Chelsea. Estos fichajes de última hora se unen a los de los españoles Iago Aspas y Luis Alberto y del belga Simon Mignolet (unos 27 millones por los tres).

El Manchester City, pese a que se rumoreó el lunes un posble interés por Özil, había dado ya por acabado el mercado con la reciente llegada del argentino Martín Demichelis (del Atlético de Madrid por cinco millones. Antes ya se había gastado 110 en contratar al brasileño Fernandinho, a los españoles Navas y Negredo y al montenegrino Stevan Jovetic (de la Fiorentina). El Chelsea también se movió mucho y gastó más de 70 millones de euros en fichar al brasileño Willian (del Anzhi), al alemán André Schürrle (del Leverkusen) y al holandés Marco Van Ginkel (del Vitesse), sin olvidar la llegada del camerunés Samuel Eto'o, que llegó gratis del Anzhi. Otro de los grandes, el Manchester United se quedó finalmente sin fichajes, salvo el del joven defensa uruguayo Guillermo Varela, pese a que en las últimas horas muchos fueron los jugadores a quienes se relacionó con el club. El Tottenham invirtió lo recibido por Bale para comprar medio equipo nuevo: el argentino Erik Lamela (del Roma por 30 millones), el danés Christian Eriksen (del Ajax por 13,5 millones), el rumano Vlad Chiriches (del Steaua por 9,5), el francés Etienne Capoue (del Toulouse por 14) y el belga Nacer Chadli (del Twente por 7) se han unido al nuevo proyecto de André Vilas Boas, que ya había fichado a Soldado, del Valencia, por otros 30 millones.

FRANCIA: En un anticipo de lo que puede suceder en la liga francesa, el mercado ha sido un duelo entre el Mónaco y el París SG. El club del Principado, propiedad del magnate ruso Dimitry Rybovlev, ha ganado el duelo de despachos, con un gasto de 155 millones en la compra de los colombianos Falcao (60 millones) y James Rodríguez (del Oporto por 45 millones), del portugués Joao Moutinho (del Oporto por 25) y de lo franceses Kondogbia (20) y Jeremy Toulalan (del Málaga por cinco millones). Además Eric Abidal y Ricardo Carvalho llegaron gratis de Barcelona y Real Madrid. Al París SG le queda el 'consuelo' de haber realizado el fichaje más caro, no sólo del verano sino de toda la historia del fútbol frances: 64 millones al Nápoles por el Matador uruguayo Edinson Cavani. Además, hay que sumar los 32 millones por el defensa brasilenho Marquinhos y otros 15 por Lucas Digne. El Marsella reclutó en el último minuto al campeón del mundo sub20 francés Florian Thauvin, por el que pagó 15 millones de euros al Lille, en el último gran movimiento del mercado. ITALIA El Milan ha animado las últimas horas del 'mercato' de fichajes.

Si hace unos días traspasó a Boateng al Schalke 04 y fichó al delantero de la Juventus Alessandro Matri (por 12 millones), este lunes cerró el regreso de Kaka, con la esperanza de reencontrar al jugador que maravilló en San Siro de 2003 a 2009. Del resto, destaca la llegada a la Juventus, vigente campeón, del argentino Carlos Tevez (por 9 millones procedente del Manchester City) y del español Fernando Llorente (libre, del Athletic Bilbao) o los 16 millones pagados por la Fiorentina al Bayern Múnich por el delantero Mario Gomez. Pero si hubo un equipo con actividad este verano ese fue el Nápoles, que palió la marcha de Cavani al París SG (por 64 millones), con los fichajes de Higuaín, Callejón y Albiol (del Real Madrid por un total de 60 millones), además del holandés Dries Mertens, por el que pagó nueve millones al PSV Eindhoven.

ALEMANIA: El mercado en Alemania parece cerrado desde hace semanas, al menos, en lo que respecta a los dos grandes: Bayern Múnich y Borussia Dortmund. El vigente campeón de Europa fichó antes del final de la pasada temporada a una de las estrellas de su rival, Mario Götze, por 37 millones y arrebató al Barcelona al joven centrocampista hispanobrasileño Thiago Alcántara por 25.

El Dortmund, por su parte, invirtió lo recibido por Götze, y algo más, en la compra de tres jugadores: el mediapunta armenio Henrikh Mkhitaryan (del Shakhtar Donetsk por 27,5 millones), el delantero gabonés Pierre Emerick Aubameyang (del Saint Etienne por 13 millones) y el defensa griego Socratis Papastathopoulos (del Werder Bremen por 9,5 millones). Sólo el Schalke 04 compite, de lejos, con los dos grandes, al menos en gastos, después de pagar la semana pasada 12 millones al Milan por el ghanés Kevin Prince Boateng y 8 millones al maguncia por el delantero húngaro Adam Szalai.