• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Félix Hernández disfrutó de volver a lanzar en el Juego de Estrellas

Hernández fue el tercer brazo utilizado por el manager de la Liga Americana, Jim Leyland | FOTO AP

Hernández fue el tercer brazo utilizado por el manager de la Liga Americana, Jim Leyland | FOTO AP

El Rey, que esperó cuatro años para tirar en un clásico de mitad de temporada, se lució ante la mirada de sus padres

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El as venezolano de los Marineros de Seattle, Félix Hernández, tuvo que esperar cuatro años para volver a lanzar en un Juego de Estrellas. Desde 2009, cuando trabajó un inning en el Busch Stadium, el Rey no había podido lanzar en un clásico de mitad de temporada debido a que su agenda con los Marineros no se lo permitió. En 2011 y 2012 lanzó los domingos previos al receso del Juego de Estrellas; y en 2010, año que ganó el Cy Young de la Liga Americana, no fue invitado a la cita.

Sin embargo, el derecho tuvo el martes la oportunidad de volver a defender los colores de la Liga Americana ante la mirada de sus padres, que asistieron al Citi Field de Nueva York para verlo en el morrito.

Hernández trabajó la cuarta entrada del Juego de Estrellas de 2013, y fue el tercer brazo utilizado por el manager Jim Leyland, quien días atrás había escogido a su pupilo Max Scherzer como el abridor del joven circuito simplemente por su récord de 13-1. “No tengo más nada que decir”, dijo Leyland a MLB.com un día antes del clásico.

“Fue muy especial haber podido lanzar de nuevo en un Juego de Estrellas”, dijo Hernández después de la victoria de la Liga Americana 3-0 sobre la Nacional. “Mi mamá y mi papá estaban en las gradas mirándome, así que tenía que salir a hacer un buen trabajo”, agregó.

Pese a que permitió el primer hit del viejo circuito, conectado por Carlos Beltrán, dominó a Brandon Phillips, Joey Votto y David Wright para escapar ileso del inning.

“Sólo intenté hacerle un buen pitcheo a Wright. No quería que Andrew McCutchen (estaba en la antesala tras el roletazo de Votto) anotara. El juego estaba muy cerrado y solo traté de hacer el último out como fuese”.

La presencia de Hernández en el juego que reúne a los mejores peloteros de la primera mitad de la campaña estuvo justificada. Inclusive, tuvo méritos para ser el abridor de su liga. El Rey, por primera vez en su carrera, llegó a 10 victorias antes del Juego de Estrellas, dejando 2.53 de efectividad y 140 ponches en 138.2 innings de trabajo.

“Siempre es grato volver a un Juego de Estrellas, sobretodo aquí en Nueva York, donde los fanáticos son especiales”, dijo quien después de tirar en el Citi Field descansará unos días para volver al ruedo con sus Marineros de Seattle, cuyo récord es de 43-52 y están a 13 juegos del primer lugar del Oeste de la Liga Americana. “Seattle es un equipo con mucho futuro, sólo queda seguir trabajando”, finalizó.