• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Au revoir Henry

Thierry Henry | EFE

Thierry Henry | EFE

El atacante francés decidió colgar sus botines ayer a los 37 años de edad, dejando una carrera fructífera llena de títulos  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Arsene Wenger comentó a la BBC de Londres, que esperaba volver a ver a Thierry Henry alguna vez en Londres. “Sé que volverá al Arsenal. Hoy no sé en que contexto, pero sé que Henry volverá con nosotros”, dijo el DT, sin sospechar que uno de sus hijos predilectos, a quien hizo debutar en primera división con el Mónaco cuando tenía 17 años de edad, tenía otros planes.

“Titi” decidió terminar con sus días de juego. Colgó las botas después de un largo recorrido, que lo llevó desde ser un juvenil de 15 años en el FC Versalles junto a Nicolás Anleka o David Trezeguet, a ganarlo todo con su selección, incluso el Mundial de Fútbol.

“Después de 20 años, he decidido ponerle fin a mi carrera como jugador profesional”, destacó el ariete francés en el comunicado de prensa. “Mi carrera fue un viaje increíble. Espero que se hayan divertido viéndome en la cancha, tanto como yo lo hice jugando en ella”, apuntó el atacante sobre su carrera, que lo llevó a debutar con sólo 17 años en el Mónaco.

Ahí coincidió con Wenger, por primera vez en su recorrido, y por segunda con Trezeguet. Luego ambos coincidieron con Zinedine Zidane, el líder de la Revolución Francesa de junio y julio de 1998, cuando los tres fueron parte de la multicultural Francia se llevó la Copa del Mundo en el Mundial que FIFA organizó en suelo galo.

El triunfo hizo que la Juventus se interesara en Henry en 1999, que llegó a Italia con el cartel de ser uno de los mejores jugadores jóvenes de la cita mundialista del año anterior. Pero su carrera en la Vechia Signiora fue un fiasco. Jugó sólo diez partidos y anotó tres goles.

 

Al rescate. Ahí reapareció Arsene Wenger. El estratega se llevó a su prodigio al Arsenal, donde su fútbol de toque corto y velocidad fue el ideal para que el ariete reviviera antes de que Francia se alzara con la Euro del año 2000.

Con los “gunners” Henry vivió los mejores días de su carrera. Ganó la Premier League, la FA Cup, pero le faltaba una barajita. La decepción del delantero fue grande cuando en 2006, en París, perdió con el Arsenal la final de la Champions contra Barcelona.

Precisamente el Barsa fue su siguiente paso. Llegó en 2007 para unirse con Lionel Messi, Xavi, Samuel Eto’o e Iniesta, para conformar un temible grupo  que maravilló a Europa, y con el que obtuvo su anhelado trofeo en 2009, el año en el que los catalanes lograron el triplete: Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones.

En 2010 decidió irse a Estados Unidos, al New York Red Bulls, para comenzar el lento paso al ocaso, sin olvidarse de ganar un Supporters Shield y dos veces la Conferencia Este.

Ahora, Henry volverá a Londres como Wenger lo quería, pero en otra faceta. “Dejo el fútbol para ser comentarista de Sky Sports. Es tiempo para que tome un reto diferente en mi vida”, remató el ariete.


Lleno de gloria

Henry es el máximo artillero de la selección de Francia con 51 goles, el segundo jugador con más apariciones con la camiseta francesa con 123. Logró 19 trofeos (una liga francesa, dos inglesas, dos españolas, una Copa de Francia, tres Copas FA, una Copa del Rey, una Supercopa española, una Supercopa Europea, un Mundial de Clubes, una Liga de Campeones, dos Comunity Shield, una Supporters Cup (Estados Unidos) y dos titulos de Conferencia de la MLS), y a nivel internacional ganó el Mundial de Francia 98, la Euro 2000 y la Copa Confederaciones 2003.