• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Atlético y Real Madrid protagonizan un nuevo derbi en Liga de España

Cristiano Ronaldo necesitó 419 partidos menos para igualar la marca de Raúl

Cristiano Ronaldo necesitó 419 partidos menos para igualar la marca de Raúl

La ventaja es del Real Madrid, dos puntos por encima del Atlético, y la obligación es para ambos, porque es un partido entre aspirantes a lo más alto, por la carga emocional del duelo, por la confianza que da al ganador y porque los puntos, ambos a la caza de posiciones mayores, parecen claves en la carrera por el campeonato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Atlético de Madrid y Real Madrid compiten este domingo en el Vicente Calderón en un derbi imprevisible en los últimos tiempos, con marcadores y partidos opuestos para un lado y otro, y con tres puntos indispensables en juego, entre la pasión, la intensidad y la necesidad de grandes metas para ambos equipos.

Una es la Liga, en la que tanto el conjunto rojiblanco como el equipo blanco han atravesado las primeras seis jornadas con cierta irregularidad, dos derrotas en el caso del Atlético y dos empates en el del Real Madrid, que minimizan el margen de error para un choque mucho más transcendente de lo que se presupone a estas alturas.

La ventaja es del Real Madrid, dos puntos por encima del Atlético, y la obligación es para ambos, porque es un partido entre aspirantes a lo más alto, por la carga emocional del duelo, por la confianza que da al ganador y porque los puntos, ambos a la caza de posiciones mayores, parecen claves en la carrera por el campeonato.

Todo dentro de su decimocuarto derbi en las últimas dos campañas, en las que el duelo ha recuperado su equilibrio y en las que el Atlético ha ganado más al Real Madrid que viceversa. Cinco triunfos han sido para el conjunto rojiblanco, cuatro para el equipo blanco y otros cuatro choques han terminado con empate en el marcador.

Ahora, no es el mejor momento del Atlético, derrotado en dos partidos seguidos diecinueve meses después y en proceso de adaptación a los cambios veraniegos en su plantilla, pero con un potencial indudable para este curso y un aval en sus cinco últimos derbis en casa: tres triunfos, dos empates y dos goles en contra.

Su entrenador, el argentino Diego Simeone, ya ultima su once para la cita de este domingo, con sólo un cambio en la alineación respecto al pasado miércoles contra el Benfica (1-2): Fernando Torres, a un solo tanto de los cien con la camiseta rojiblanca y que vuelve al equipo inicial en lugar del colombiano Jackson Martínez. No se prevén más variaciones en la alineación titular, con el argentino Ángel Correa de nuevo como elección para el ataque y con el francés Antoine Griezmann indiscutible en el once en una de las bandas, ya sea más adelantado, en un 4-3-3, o más retrasado, en un 4-4-2, pero siempre con su fútbol como un plus para el Atlético.

También es inamovible el medio centro tipo, con Gabi Fernández y el portugués Tiago Mendes. A su lado estará Óliver Torres, previsiblemente en uno de los costados, y a sus espaldas la defensa más habitual (Juanfran Torres, José María Giménez, Diego Godín y Filipe Luis, de derecha a izquierda) y el portero Jan Oblak. Koke Resurrección es la única baja del Atlético para el derbi. Una lesión muscular, sufrida hace dos semanas en Eibar, le aparta del encuentro, como ya le dejó fuera de los tres partidos anteriores frente a Getafe, Villarreal y Benfica.

Sin él, su equipo ha sumado cuatro victorias y cinco derrotas en las últimas dos campañas. Enfrente, el Real Madrid llega al Calderón con el objetivo de responder al cartel de favorito que le cuelgan y hacer olvidar el cambio de dinámica que protagoniza en casa del vecino, donde no ha ganado en los cuatro últimos enfrentamientos y fue vapuleado en un último referente en la Liga (4-0) que acabó haciendo mucho daño la pasada campaña en el inicio de una caída sin freno hacia la ausencia de grandes títulos.

El peor inicio goleador en Liga de Cristiano Ronaldo aún le tiene como máximo artillero de la competición, pese a haber marcado en un solo partido de las seis jornadas disputadas. Le endosó cinco de un plumazo al Espanyol en Cornellá-El Prat y, tras calmar su ansiedad marcando al Malmö en Liga de Campeones un doblete para la historia, con el que se convirtió en el máximo goleador madridista, el derbi representa una nueva reválida. Más aún después de lo acontecido en el último derbi de Liga.

Marcó a Cristiano, sobre el campo al ser un ganador incansable que encaja mal un 4-0 en contra, y fuera de él, al celebrar su gran fiesta de cumpleaños y no cancelarla por tener invitados llegados desde fuera de España sin medir la repercusión que iba a tener. Desde entonces guardó siete meses de silencio, enfadado con los medios, y ahora, nada más romperlo, de nuevo quiere hablar sobre el campo.

Hasta la fecha es San Mamés el examen más complicado que ha encarado el Real Madrid de Benítez. Lo superó con nota antes del primer duelo con un rival directo que mostrará el crecimiento o los aspectos a corregir del nuevo proyecto. Entre el deseado equilibrio y el gol, busca un camino intermedio el técnico madrileño, que llega a la cita tras el primer traspié liguero en el Santiago Bernabéu, incapaces sus jugadores de hacer un tanto al Málaga en un asedio (0-0).

La pizarra de Benítez se plasmará en el Vicente Calderón, casa de otro estudioso del fútbol como Simeone, en un duelo que deja una sospecha táctica por encima del buen fútbol. Dependerá de los protagonistas principales, los jugadores, y el Real Madrid recupera argumentos para ser más vistoso. Su planteamiento espera la actitud del Atlético para adueñarse del balón o replegarse y salir al contragolpe. El lugar donde se marque la presión rojiblanca mostrará el camino. Piezas importantes de su columna vertebral regresan. Lo hace Sergio Ramos, líder indiscutible de una defensa en la que Raphael Varane ha confirmado su crecimiento para convertirse en fijo.

Y en ataque vuelve Gareth Bale, con mucho que decir en el césped del Calderón recuperado de su lesión de gemelo. Sin embargo, el que parecía más cerca de su reaparición es el que no estará. James Rodríguez se cae de la gran cita tras empeorar de sus problemas musculares por un golpe. Permitirá la continuidad en el once de Isco Alarcón, que necesita brillar en un día grande para alejar los rumores de suplencia, que podrían llegar si Benítez decide reforzar con músculo el centro del campo apostando por Casemiro.

El parte de bajas madridistas se completan con Danilo y Pepe, en un equipo que, gracias a las rotaciones en Liga de Campeones, tendrá a dos jugadores básicos como Marcelo y Luka Modric frescos en el Calderón. Los madridistas claman revancha.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Óliver, Gabi, Tiago, Griezmann; Correa y Fernando Torres.

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, Isco; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Undiano Mallenco (C. Navarro).