• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Athletic aspira a encadenar su tercera victoria y acercarse a Europa

Bilbao entrenando / EFE

Bilbao entrenando / EFE

El principal hándicap del equipo rojiblanco de cara a esta cita son los problemas físicos que convierten en seria duda la participación de varios titulares habituales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Athletic Club recibirá al Real Zaragoza en el partido que cerrará oficialmente el año futbolístico con la intención de encadenar la tercera victoria consecutiva, tras las conseguidas frente al Celta y el Mallorca, y acercarse así a los puestos europeos.

Una vez apeado a las primeras de cambio tanto de la Liga Europa como de la Copa del Rey, la competición liguera centra todos los esfuerzos de un Athletic que después de haber navegado casi toda la primera vuelta en el ultimo tercio de la tabla podría quedarse a sólo tres puntos de la sexta plaza si supera al equipo aragonés.

El principal hándicap del equipo rojiblanco de cara a esta cita son los problemas físicos que convierten en seria duda la participación de varios titulares habituales como Ander Iturraspe, Oscar de Marcos o Fernando Amorebieta y la baja segura, por sanción, de Markel Susaeta.

El interior derecho, después de jugar 54 partido consecutivos, se perderá su primer partido de Liga desde la llegada de Marcelo Bielsa a Bilbao y su puesto será ocupado probablemente por Ibai Gómez, con el que ha ensayado el técnico argentino en esa demarcación a lo largo de la semana.

El joven Aymeric Laporte, con la recién adquirida condición de jugador del primer equipo, será probablemente de nuevo el relevo de Amorebieta en el centro de la zaga, mientras que Mikel San José, al igual que en los tres últimos partidos, lo sería de Iturraspe como medio de contención en el caso de que el vizcaíno no se recupere.

En cuanto a De Marcos, las opciones con las que cuenta Bielsa para cubrir esa posible ausencia son las de centrar a Iker Muniain y dar entrada en la banda izquierda a Igor Martínez o Isma López, o la de ubicar en ese puesto a Gaizka Toquero junto a Abder Herrera, por detrás del punta de referencia, Aritz Aduriz.

El Real Zaragoza quiere despedirse del estadio de San Mamés logrando una victoria frente al Athletic que le permita alcanzar los veintidós puntos, cifra que teóricamente supone la mitad de la necesaria para la salvación y que además le permitiría seguir tranquilo en la zona media de la clasificación.

El conjunto que entrena Manolo Jiménez quiere aprovechar el buen rendimiento que está dando lejos de La Romareda para conseguir tres puntos que serían importantes para marcharse de vacaciones navideñas de manera muy distinta a las últimas temporadas en las que parecía estar casi desahuciado.

El equipo zaragozano está rindiendo a muy buen nivel lejos de su estadio como demuestra el hecho de que haya sumado más puntos a domicilio (10) que como local (9).

Esta situación parece ligada a que en el estadio zaragozano al Real Zaragoza le cuesta más y tiene mayores problemas para llevar el peso ofensivo del encuentro, algo que no está obligado a hacer cuando juega como visitante y que le permite encontrar más huecos en las defensas rivales.

Para este encuentro el técnico del conjunto maño contará con la baja ya conocida del serbio Ivan Obradovic, que lo es para lo que resta de temporada, además de las del húngaro Adam Pinter y de Carlos Aranda, también por lesión.

Por contra, recupera al central holandés Glenn Loovens, que se perdió el último encuentro contra el Levante por problemas en una rodilla.

Su presencia supone un alivio para Manolo Jiménez dado el buen juego aéreo que posee el jugador de los Países Bajos, importante para intentar contrarrestar el poderío, en esta faceta, del conjunto bilbaíno, tanto en las jugadas de estrategia como en juego con Aduriz y Llorente como principales peligros en el aspecto individual.

También el costamarfileño Christian Romaric ha superado los problemas físicos que le han impedido estar disponible las últimas jornadas, aunque el africano comenzará el encuentro en el banquillo.