• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Arjen Robben aún sueña con anotarle a Iker Casillas

Fotos AP / AFP

Fotos AP / AFP

El holandés tuvo la posibilidad de darle a su país el título ante España, pero el arquero lo impidió

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La carrera del holandés Aarjen Robben cambió radicalmente la noche del 12 de julio de 2010 en Johannesburgo. A los 61 minutos de la final del Mundial pasado, un pase de Wesley Sneijder dejó solo al extremo derecho, mano a mano contra Iker Casillas, guardameta de España.

El ariete, en una fracción de segundos, pensó tirarle la pelota por un costado al arquero oriundo de Móstoles, pero una reacción rápida del español le impidió darle la ventaja a Holanda en la final, que a la postre perdió con el conjunto ibérico en la prórroga.

“Aún tengo pesadillas con esa jugada”, confesó Robben cuatro años después, cuando su equipo se entrenaba en Río de Janeiro para preparar el duelo de esta tarde en el que volverán a enfrentarse con España, ahora para abrir el Mundial Brasil 2014 en Salvador de Bahía.

“Duele fallar una oportunidad como esa y más en la final de un Mundial”, agregó el atacante a la prensa holandesa apostada en Brasil. Desde ese momento, Robben dejó de ser el endeble jugador propenso a lesionarse que fue en los primeros años de su carrera, para convertirse en una pieza fundamental del Bayern Munich que ganó varias copas hace dos temporadas, incluida la Champions League con un tanto suyo, una pequeña revancha.

“Un Mundial siempre es especial y estoy feliz de estar en Brasil para jugar este. Guardo recuerdos particulares de cada uno de los que he visto o jugado, pero el de Suráfrica fue un gran torneo para mí. Obviamente, fue una gran decepción que perdiéramos la final, pero sigo estando orgulloso de lo que conseguimos”, dijo el volante a Efe.

Holanda fue una de las selecciones más consistentes del clasificatorio europeo para la cita de 2014, después de ganar todos los partidos en su grupo, sin mayor oposición.

El estratega Louis van Gaal pudo, de alguna u otra forma, recomponer al equipo moral y estructuralmente después del descalabro que significó salir en primera ronda de la Eurocopa pasada, por lo que llegan con la moral en alto a Brasil, buscando repetir en la final.


Un santo terrenal.  En cambio, Iker Casillas fue bajado del santoral en el que se le ubicó después de esa atajada en 2010. Un impasse con José Mourinho, extécnico del Real Madrid, lo condenó al banquillo de donde no pudo salir ni siquiera tras la llegada de Carlo Ancelotti, quien confió en él a medias.

Su pequeña revancha fue ganar con la valla menos batida las dos competiciones en las que jugó: la Copa del Rey y la Champions League.

“Según avanzaba Robben, estaba confiado en que tenía las mismas oportunidades que él, en que podía pararla o hacer que la tirara fuera”, señaló hace un año a la prensa española, sobre la atajada que marcó su carrera.

“Aun veo la jugada y me sigo emocionando”, dijo el capitán de la mejor generación española en la historia; que ahora además de pelear con los rivales tiene que enfrentarse a su aburguesamiento y al reto que implica para Vicente del Bosque el que su equipo retome el habito de ganar, extraviado desde hace un año cuando fueron vapuleados por Brasil en la final de la Copa Confederaciones.

En Bahía coinciden los dos últimos finalistas de la Copa del Mundo, algo poco usual, una ocasión en la que Robben querrá desquitarse de Casillas.

Con todo listo
Tanto España como Holanda llegaron ayer a Salvador de Bahía para reconocer la Arena Fonte Nova, donde ya el cuadro del director técnico Vicente del Bosque jugó un par de compromisos durante la Copa Confederaciones del año pasado.

En el conjunto ibérico la novedad sería la suplencia de Gerard Piqué por el zaguero Javi Martínez, ficha del Bayern Munich, así como la presencia casi segura del atacante brasileño naturalizado español Diego Costa.

En la selección holandesa no hay preocupación por la baja que causó Rafael van der Vaart. Confían en Robin van Persie y la capacidad de Wesley Sneijder para liderar, una vez más, a los naranjas en una nueva carrera para alcanzar la gloria mundial.