• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La Argentina de Messi vuelve a verse con su rival predilecto

Lionel Messi está listo para guiar a los argentinos sobre Nigeria | Foto EFE

Lionel Messi está listo para guiar a los argentinos sobre Nigeria | Foto EFE

La albiceleste ha coincidido con Nigeria en tres ocasiones en las últimas Copas del Mundo, y siempre le ganó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La albiceleste se reencontrará con Nigeria 20 años después del día más triste de la historia del deporte argentino. El 25 de julio de 1994, Diego Armando Maradona brilló con gol y asistencia en el lauro 2-1 sobre Nigeria de aquel equipo plagado de estrellas -Gabriel Batistuta, Claudio Caniggia, Néstor Sensini y un joven Diego Pablo Simeone entre otras luminarias- y que parecía encaminado a ser uno de los grandes rivales del Mundial de Estados Unidos 1994.

Maradona venía de estar suspendido en Italia dos años por un examen antidoping donde dio positivo por cocaína y esa tarde en Boston hubo un escándalo. Volvió a salir mal en una prueba que marcó definitivamente su vida.

La sustancia por la que el ex camiseta 10 dio positivo era efedrina, un esteroide que el jugador alegó estaba presente en un antialérgico que tomaba por un resfriado sufrido durante su estancia en Estados Unidos.

Lionel Messi aún era un niño, tenía 7 años de edad, y era el jovencito más bajo de su salón en Rosario. Su estatura era tan pequeña que el balón con el que jugaba en el receso le daba casi por las rodillas, lo que no le impedía mostrar habilidades únicas. Mientras Maradona entraba al infierno, el chiquillo iniciaba su camino al cielo.

Hoy Messi viste la camiseta de Maradona, y le tocará enfrentar a una Nigeria muy diferente a la de aquel entonces. Los africanos no son el grupo talentoso que batallaba de la mano de Nwanko Kanú o Jay Jay Okocha. Ellos complicaron también a Argentina en la final de los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, donde se volvieron a ver con victoria para los argentinos.

La Nigeria de 2014 basa su juego en contragolpes rápidos comandados por Emanuel Emenike y Peter Odemwinge y no demuestra la peligrosidad de conjuntos africanos de otrora. A pesar de esto, puede clasificarse a octavos de final incluso perdiendo, siempre y cuando Irán no le gane a Bosnia.

Argentina se vio antes con Nigeria, además del Mundial del 94, en 2002 (victoria albiceleste 1-0), y en la Copa del Mundo de 2010. La selección suramericana ganó el Mundial sub20 de 2005 en Canadá, con Messi y Agüero a la cabeza, precisamente ante los africanos.


Honor y gloria
Irán buscará asestar un golpe que nadie esperaba. Si le gana a Bosnia Herzegovina y esto se combina con una derrota por más de un gol de Nigeria ante Argentina, lograría una inédita clasificación a los octavos de final de las Copas del Mundo. Los balcánicos, quienes fueron de más a menos en la cita, intentarán impedirlo y vencer al conjunto de Carlos Queiroz, para lavar su honor y lograr su primer lauro en los Mundiales.