• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Apuesta final

Otero será la bujía que mueva el motor del Caracas. Orozco tendrá la responsabilidad de manejar el ataque de Táchira | Fotos Archivo El Nacional

Otero será la bujía que mueva el motor del Caracas. Orozco tendrá la responsabilidad de manejar el ataque de Táchira | Fotos Archivo El Nacional

Táchira llega al Olímpico para enfrentarse contra Caracas con la ventaja de haber ganado en la ida de la serie decisiva de la Copa Venezuela. Para ambos, ganar es prioridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La mano que definirá la Copa Venezuela tiene a Táchira con ventaja sobre Caracas. Pero, al ser precisamente la apuesta que determinará quién es el campeón del torneo copero, nadie quiere perderla.

Los dos equipos, con el rigor de 26 partidos encima, tratan de no mostrarse débiles. Se miran, de reojo, frente a frente en la misma mesa, sin mostrar un indicio de flaqueza. El duelo definitivo de hoy, en el Estadio Olímpico de la UCV a las 3:30 pm, será una lucha de estrategias en la que ninguno desea sucumbir.

“Llegamos a este partido tranquilos. Tenemos un resultado ya de la ida, que no debemos desperdiciar y que tenemos que saber administrar”, explicó Ágnel Flores, el autor del gol que colocó en ventaja al cuadro atigrado que dirige Daniel Farías, 2-1.  

“Para nosotros será un choque muy difícil”, destacó en la acera opuesta Alain Baroja, arquero y capitán del Caracas. “Tenemos que estar tranquilos, y no desesperarnos. Sabemos que tenemos que anotar, pero también que no nos pueden anotar porque se complicará la opción de ganar el título”, dijo.


Realidades distintas. La actualidad de Táchira es distinta a la del equipo que comenzó esta serie de tres rounds contra su eterno rival. El golpe mortal de los capitalinos en el primero de los tres duelos, al dejarlos sin opciones para el Apertura, le permitió a los jugadores del plantel atigrado concentrarse en la final. Desde entonces, ganaron dos veces.

“Por nuestra mente no pasa el defendernos, no es nuestro estilo”, aseguró Yohandry Orozco. “Nosotros podemos aprovechar bien los espacios que nos deje el rival, que tendrá que salir a buscar el partido”, contó el volante creativo del cuadro fronterizo.

Enfrente, Caracas pasó de tener todo en las manos, a correr el riesgo de quedarse sin nada en esos 10 días. Dos derrotas seguidas, en San Cristóbal y Barinas, hacen que el duelo de hoy sea la tabla de salvación para los capitalinos.

“Venimos de una semana muy dura”, comentó Rómulo Otero, mediocampista de los de la Cota 905. “Pero en los entrenamientos, Alain y yo hablamos mucho con el grupo, y estamos muy mentalizados en que este es el partido que hay que ganar. Lo que pasó, ya no importa. Hacer un gol temprano nos ayudaría mucho”, expuso.

El último episodio de esta batalla triple, se llevará a cabo en el maltrecho Estadio Olímpico. “La cancha estará mala para los dos, pero a nosotros nos afecta. No creo que vayamos a cambiar nuestro estilo por eso”, destacó Orozco. “No podemos dejar que ellos se encierren atrás, por lo malo del terreno, y que nos descompensemos, y nos hagan un gol”, dijo Otero.

Sentados frente a frente en la mesa, ambos equipos tienen sus mejores cartas en las manos. La última baraja se juega hoy. Y Otero y Orozco, antagonistas en la cancha, coinciden en la necesidad de los dos equipos. “Las finales se hicieron para ganarlas. Hay que ganar, como sea”. 


Asistencia y seguridad

Caracas como local tendrá un plan especial de seguridad que involucra a aproximadamente 800 efectivos de los cuerpos de seguridad, para custodiar el estadio y sus adyacencias, para evitar que se repitan hechos de violencia lamentables como los que ocurrieron el fin de semana pasado en Barinas.

Asimismo, ayer fuentes del conjunto local aseguraron que tenían entre 10.000 y 12.000 boletos vendidos, y que el resto sería vendido hoy en la mañana en las taquillas del Olímpico.