• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Aplanadora alemana

Müller anotó tres tantos que lo colocaron como el líder goleador del certamen y además recibió un cabezazo que generó la expulsión de Pepe | Foto EFE

Müller anotó tres tantos que lo colocaron como el líder goleador del certamen y además recibió un cabezazo que generó la expulsión de Pepe | Foto EFE

El cuadro germano no tuvo piedad de Portugal en su primera presentación en Brasil 2014, y goleó a los lusitanos 4-0

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Michael Schumacher, el siete veces campeón mundial de Fórmula 1 se levantó ayer en la mañana de la cama después de seis meses de letargo -un coma que lo tuvo al borde de la muerte-, para ver un espectáculo que no lo defraudó. Ni a él, ni a ninguno de sus compatriotas.

Ayer Alemania fue una máquina perfectamente engranada.  En el país que produce los mejores motores del mundo, los Mercedes Benz, no sólo se producen joyas de ingeniería mecánica. La “Manschaft” funcionó a la perfección, tanto para atacar como para defender. El equipo de Joachim Löw hizo todo bien, y arrolló sin atenuantes a Portugal 4-0, en el primer duelo de los dos equipos en la Copa del Mundo Brasil 2014.

El conjunto germano tuvo una tarde plácida en la Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía. Controló desde el principio del partido a su rival, que se vino a menos muy rápido, después de que el árbitro principal, el serbio Milorad Mazic, decretó un dudoso penal sobre Mario Götze a los 10 minutos del partido. Thomas Müller se encargó de concretarlo, y decretar desde ese momento en adelante, el festín alemán en la ciudad costera de Brasil.

Alemania ayer hizo todo bien. Desde la defensa, donde Matt Hummels y Per Mertesaker despejaron cualquier ocasión peligrosa que generó Portugal, hasta su ataque, voraz, incesante. El 4-3-3 del estratega germano no tuvo atenuantes. Phillip Lahm, Sami Khedira y Tony Kroos fueron sacrificados para defender e insaciables para atacar.

Cada pase de ellos, por las bandas o hacia el centro, le permitió a Mezut Özil (de discreta actuación ayer) o a Götze crear ocasiones que consiguieron al fenomenal Müller siempre dispuesto a anotar. Y lo hizo, en tres de las cuatro ocasiones que tuvo.

El desgarbado jugador oriundo de la localidad de Weilheim, un pequeño pueblo a unos 20 minutos de la ciudad de Munich, es la garantía de gol de una selección que extrañaba a un ariete de las características de Jügen Klinsmman, y que ahora posee en el mejor jugador joven de Sudáfrica 2010.

Su instinto en el área es tan peligroso como el de los perros de la unidad canina del ejército Nazi para incrementar sus números durante la Segunda Guerra Mundial. Cada vez que ve un balón en el área, busca la manera de meterlo en la portería. Su Hat Trick lo coloca como líder goleador de este incipiente Mundial, en el que parece tendrá muchas oportunidades para aumentar su registro anotador.

 Hambre y goles. Joachim Löw aseguró días antes de salir de Alemania, que su equipo tenía que defenderse mejor. Su vocación ofensiva no tenía dudas, en un cambio de chip que lideró Jürgen Klinsmann desde el Mundial de 2006 y al q Löw le dio continuidad. Ayer no tuvo necesidad de probar esa actitud defensiva a la que hizo referencia el estratega alemán. Su equipo vio sangre en la yugular de Portugal después del penal del minuto 12, y siguió atacando. Joachim Löw además metió en ese segundo tiempo a Anders Schürle y a Lukas Podolski, fiel a la filosofía de Klinsmann, ofensivo y agresivo. Al conjunto lusitano le cayeron todos los problemas posibles. A su desorden táctico, que anuló a su estrella Cristiano Ronaldo, se sumó la lesión de Hugo Almeida, y una infantil expulsión de Pepe, frustrado quizás por fallar en el tanto de Matt Hummels en un tiro de esquina. Con uno menos, los portugueses menos pudieron reaccionar, y Müller volvió a liderar el panzer alemán, que se fue al vestuario ganando 3-0. El segundo tiempo fue una anécdota, en el que llegó el tercer tanto de Müller y la lesión de Fabio Coentrao. Portugal tendrá mucho que revisar. Sin Pepe, ni Almeida, ni su lateral, tendrá ahora que rearmarse, con la cabeza puesta en Estados Unidos y Ghana. Al menos, ya no tendrá que bregar con la aplanadora alemana, arrolladora como nunca. Ayer un despertó Schumacher, y Müller prendió el motor engrasado del tanque germano, que sacó el pecho y mostró los dientes como un perro bravo, para asegurar que es candidato al título.


Ficha técnica:

Alemania (4):  Neuer, Boateng, Mertesaker, Hummels (Mustafi, 73’), Höwdes; Lahm, Khedira, Kroos, Özil (Schurle, 63’), Götze, Müller (Podolski, 82’). DT: Joachim Löw

Portugal (0):  Rui Patricio, Pereira, Alves, Pepe, Coentrao (A.Almeida, 65’), Veloso (Costa, 46), Meirelles, Moutinho, Nani, Ronaldo, H.Almeida (Eder, 28’). DT: Paulo Bento.

Arbitro: Milorad Mazic (Serbia)

Amonestados: Joao Pereira (P).

Expulsado: Pepe (P)

Estadio: Arena Fonte Nova (Salvador de Bahía, Brasil).