• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Anzoátegui quiere inflar más su colchón

Juvencio Betancourt | Foto: Reuters

Juvencio Betancourt | Foto: Reuters

El conjunto portocruzano quiere acumular la mayor cantidad de puntos posible antes de afrontar su difícil último tramo del calendario. Táchira visitará a Estudiantes en el clásico venezolano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Juvencio Betancourt sabe que será difícil tener el viento a favor durante todo el semestre, por eso, el técnico del Anzoátegui quiere apertrecharse lo mejor que pueda antes de que lleguen los días de sequía. En el receso decembrino, el equipo que ahora dirige perdió a cinco piezas fundamentales, sin embargo, entre los jugadores que se quedaron y apenas un par de fichajes se las arreglaron para firmar un arranque de Clausura similar al que tuvieron en el Apertura con cinco victorias en los primeros seis partidos.

Esta tarde, el Anzoátegui recibirá a El Vigía en Puerto La Cruz, el fortín que ha permanecido inexpugnable pese al cambio de guardia que hubo en diciembre. En el conjunto de Betancourt siguen siendo importantes los viejos conocidos como Di Giorgi, Fuenmayor y Escobar, pero también los Caggiano o Moreno, quienes fueron rescatados para llenar los espacios que quedaron libres.

La intención de todos es seguir sumando puntos en este arranque de partido, para llegar con la mayor ventaja posible a la segunda mitad de abril, cuando el plantel arranque una seguidilla de partidos de alto riesgo en la que llegarán Táchira, Lara, Mineros y Caracas. Por si para esos días el viento no sopla a favor, Betancourt y los suyos quieren armar el mejor colchón posible.

Otros duelos. El resto de la jornada se completará con otros partidos de buen cartel, como lo es el Estudiantes-Táchira, el clásico del fútbol venezolano que encontrará a dos equipos apurados. El aurinegro por regresar a la lucha por el título y su rival histórico para permanecer en primera división.

Trujillanos, segundo en la tabla, recibirá a Mineros, que también tiene la obligación de reengancharse en los puestos de arriba.