• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Anzoátegui y Real Esppor dejaron todo para la vuelta

Ángel Chourio, jugador del Real Esppor / Nelson Castro

Ángel Chourio, jugador del Real Esppor / Nelson Castro

La primera semifinal terminó igualada sin goles, en un choque con pocas ocasiones en ambas porterías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Real Esppor y Anzoátegui dejaron todo para el cierre. El partido de vuelta, el 14 de noviembre en Puerto La Cruz definirá el segundo clasificado a la final de la Copa Venezuela (el primero saldrá del choque de vuelta entre Zamora y Estudiantes el 7/11 en Barinas); y tal vez esa circunstancia, donde se juega todo, permita ver mejor espectáculo que ayer en el Brígido Iriarte de El Paraíso.

El duelo de ida fue complicado para los dos equipos. Hubo una lucha en la mitad de la cancha durante los primeros minutos, con los locales con cierta ventaja. El visitante esperaba y trataba de golpear con las arremetidas de José Miguel Reyes, libre por toda la cancha, y Gelmin Rivas, mientras el local intentaba tener el dominio de la pelota, en un trámite lento, pesado.

"Fue un partido muy trabado", aseguró Daniel Farías, técnico de los orientales después del juego. "Fue un choque en el que, precisamente por tratarse de una semifinal, se jugó con una carga de emociones importante; lo que produjo que los dos conjuntos se cuidaran demasiado, y el partido fuera malo. Tal vez en la vuelta los dos planteles nos animaremos a atacar y a buscar pasar", destacó.

El Esppor, desde sus pocos recursos, dominó el trámite del duelo en base a su buen trabajo grupal y a los acertados pases de César "Mágico" González, quien fue el jugador más activo del club merengue.

"El partido fue muy trabado, pero porque estuvo muy bien pensado por los dos grupos.

Ambos tuvimos demasiadas precauciones con el rival; y lo que nosotros intentamos hacer fue controlar al Anzoátegui desde su media cancha, tratando de cortar su circuito de juego en la mitad con dos jugadores de corte; y a nosotros nos funcionó", destacó Charles López, entrenador de Real Esppor.

En la segunda mitad el Anzoátegui pudo irse arriba a través de un error de Luis Morgillo, quien por poco anota su segundo gol en propia puerta en tres semanas, pero esta vez salvó el guardameta Daniel Valdés.

Los merengues, que resintieron la ausencia de Ángel Chourio (jugó sólo tres minutos), y Anderson Arias (cinco minutos) intentaron por intermedio de las apariciones de "Mágico" González, pero el volante no pudo concretar un pase definitivo que permitiera que llegara la celebración.

"Nos faltó contundencia. Y luego si, asumimos el empate como bueno porque sabemos que tenemos un partido de vuelta donde podemos hacer bien las cosas", expresó López, en tanto que Farías argumentó que en casa desea que el ritmo de su equipo les permita pasar.