• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Aníbal Sánchez, al bullpen de los Tigres de Detroit

El abridor maracayero lanzó 4.0 innings en blanco y pasó por las armas a tres adversarios | Foto AFP

El maracayero no sabe la causa del declive en su rendimiento

El abridor dejó efectividad de 7.09 en mayo y perdió la confianza de Brad Ausmus, manager de los bengalíes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Los Tigres de Detroit confían en Aníbal Sánchez? Fue una pregunta recurrente en mayo y que tuvo una respuesta contundente en el último día del mes: no. El serpentinero resultó castigado con facilidad en sus seis últimas salidas y perdió su puesto en la rotación bengalí.

“No creo que la confianza en Sánchez sea real en este momento”, le dijo Brad Ausmus, manager de los rayados, al Detroit Free Press, luego del juego del martes, en el que el lanzador maracayero permitió seis carreras limpias en 3.0 innings y elevó su efectividad a 6.67, la peor entre los iniciadores del equipo. 

“Vamos a tener que hacer un ajuste. Algo tiene que hacerse porque necesitamos mejores aperturas que esa”, continuó el piloto que ayer le informó a la prensa de la Ciudad Motor, que el derecho pasó a integrar el cuerpo de relevistas de la divisa.

Los buenos augurios abundaban en las postrimerías de abril, cuando Sánchez realizó una faena de nueve ponches. No obstante, mayo resultó una pesadilla. En el mes dejó un promedio de carreras limpias por cada nueve innings de 7.09 y los contrarios le batearon para un average de .292.

“Creo que él debe salir y recobrar la confianza. Estoy seguro de que le quedan muchas cosas por hacer”, afirmó Ausmus. “Estoy convencido de que puede ser un muy buen pitcher de Grandes Ligas”.

Aníbal desconoce lo que vive. No entiende qué origina el declive de su dominio que, según dibujan los números, ha mermado desde la temporada 2014. El año pasado su efectividad fue de 4.99, mucho más alta que el 3.43 de una campaña anterior. Pero lo más preocupante fueron los 29 cuadrangulares que permitió, cifra tope en la Liga Americana. 

Esta zafra la tendencia no ha bajado. Sánchez vuelve a comandar el reglón de vuelacercas tolerados con 14. No hay defensa que valga contra una pelota que supera las bardas de los jardines.

“No sé lo que está sucediendo en este momento”, declaró el lanzador. “He cambiado un poco la forma de lanzar. Quiero confiar en mí. Quiero ser competitivo y no lo he sido hoy (el martes)".

Se desconoce cuál será el lanzador que ocupe el lugar que dejó vacante Sánchez.