• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Aníbal Sánchez espera más victorias en 2013

Aún falta por saber cómo se repartirá el salario total de Aníbal Sánchez / AP

Sánchez sabe que contará con un gran apoyo ofensivo / AP

El derecho se ganó la confianza de los Tigres de Detroit con empeño y una excelente postemporada. El lanzador aprecia el contrato multianual que logró

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aníbal Sánchez encontró la estabilidad que estaba buscando en esta etapa de su carrera. Lo hizo con los Tigres de Detroit.

El lanzador, que experimentó la agencia libre en el invierno pasado, logró un contrato de cinco años y 80 millones de dólares con los Tigres. Ese pacto le permite al venezolano despreocuparse por un tiempo de su futuro y el de su pequeña hija Anabela Victoria, quien nació en octubre.

“Ahora uno se siente tranquilo sabiendo que tiene cinco años garantizados, sin importar la cantidad de dinero”, dijo Sánchez, quien pasó sus primeras seis temporadas y medias con los Marlins de Miami.

Fuera del clubhouse de los Tigres, en Tigertown, Lakeland, Florida, donde funciona el complejo de spring training de la organización, lo espera su esposa con su hija.

“Tengo que pensar en ellas, en su futuro. Por eso me siento tranquilo con este contrato aunque todavía no lo he cobrado”, expresó.

Sánchez se ganó la confianza de Detroit por el trabajo realizado en la parte final de la campaña anterior, en la que tuvo efectividad de 3.74, con récord de cuatro ganados y seis perdidos en 12 presentaciones como abridor. Además en la postemporada tuvo un porcentaje de carreras limpias por cada nueve entradas de labor de 1.77, en tres aperturas. También tuvo que ver, en ese contrato, la consistencia mostrada en las últimas tres campañas, en las que siempre pasó los 190 innings y tuvo efectividad menor de 4.00.

Estando integrado desde el inicio con los Tigres le hace más fácil al venezolano su desenvolvimiento en el equipo, ya que conoce a sus compañeros, sabe sus costumbres y las reglas de la novena. Aspectos que tuvo que ir aprendido sobre la marcha cuando se unió a la novena el año pasado, en el mes de julio.

“Ahora me siento más confiando, un poco más tranquilo, sin presión. Lo importante ahora es mantener mis condiciones físicas que es lo que lo ayuda a uno estar saludable cada cinco días para subir al montículo y pitchear”, aseguró el derecho, quien agregó: “Estar desde el principio con el equipo es algo bastante emocionante, más estando con tantos venezolanos como los que hay aquí”.

El pana Miguel. Sánchez se reencontró en los Tigres con Miguel Cabrera, con quien compartió dos años con los Marlins. De allí que sea con el tercera base con el que más comparta e interactúe dentro del clubhouse. Pero además de Miggy en la novena de Detroit están en estos momentos Omar Infante, Víctor Martínez, Avisaíl García, Bruce Rondón –a quien tiene sentado en el locker de enfrente­–, José Ortega, Brayan Villarreal, Argenis Díaz, Ramón Cabrera, Eugenio Suárez, Dixon Machado, Hernán Pérez y José Álvarez.

Como aspiración de todos los años, el lanzador derecho espera alcanzar las 200 entradas, lo que todavía no ha podido lograr en una campaña. Para eso mantuvo durante el invierno un riguroso plan de entrenamiento, que le permita mantenerse sano y fuerte durante la zafra.

Con la ofensiva que proyectan los Tigres, en la que está el último triple coronado de grandes ligas y Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2013, Miguel Cabrera, así como Prince Fielder, Víctor Martínez –quien regresa este año, tras una lesión en la rodilla izquierda–, Torii Hunter y Austin Jackson, Sánchez no duda de que podrá ganar más juegos esta campaña e incluso imponer un tope personal.

“Este año tenemos un equipo muy bueno y creo que podré tener más apoyo para ganar más juegos, que es lo que uno siempre quiere, darle la oportunidad al equipo de ganar”, dijo.