• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Angelucci disfruta su nuevo papel

Gilberto Angelucci | Foto Archivo El Nacional

Gilberto Angelucci | Foto Archivo El Nacional

El preparador de arqueros de la selección nacional aseguró que ansiaba volver a representar al país después de ocho años de ausencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En aquella tarde calurosa de Barranquilla en noviembre de 2003, Luis “Pájaro” Vera volteó a ver el marcador cuando faltaban apenas tres minutos para finalizar el partido. Venezuela le ganaba 1-0 a Colombia con un bombazo de Juan Arango, en una jornada fenomenal del arquero de la Vinotinto, Gilberto Angelucci.

Tres atajadas providenciales del oriundo de Turén, Estado Portuguesa, le permitieron a Venezuela ilusionarse con ir al Mundial de Alemania. Luego vino el Centenariazo, el 3-0 sobre Uruguay en el que el portugueseño fue un espectador VIP, en una jornada donde casi ni tuvo que esforzarse, en aquel partido que representó la cota más alta del ciclo de Richard Páez.

“Volver a estar en la selección es como regresar a mi casa”, confesó Angelucci antes de salir a la gira por Asia con el cuerpo técnico de la selección nacional, del cual ahora forma parte como preparador de arqueros. “Cuando uno era jugador, era maravilloso estar en la Vinotinto, y ahora regresar como parte de este nuevo cuerpo técnico, es una gran oportunidad”, contó.

“Se tomó en cuenta mi trabajo como técnico y la experiencia que tuve representando tanto tiempo al país. Trataré de dar lo que esté a mi alcance para sacar los mejores resultados”, agregó el ex arquero de San Lorenzo de Almagro, en Argentina.

Angelucci venía de ser entrenador de campo, una especialidad distinta a la del preparador de arqueros. No obstante, el llanero no se amilana ante el nuevo reto.

“Siento que ser técnico en el pasado, me preparó para esta labor. El trabajo de preparador de arqueros requiere de cierto manejo, de un conocimiento particular de la posición, y saber transmitir esas cosas; y sobre todo, para poder potenciar las virtudes de estos arqueros de selección nacional, y corregir sus errores”, explicó.

“Ahora, también está la parte humana, a estos muchachos los conozco bien, y siempre hay mucha camaradería con ellos, el trato es muy bueno, y esas cosas han hecho más fácil la transición. Tengo muchas ganas, estoy muy motivado”, añadió Angelucci.

Mejor en la cancha. Una de las cosas que más extrañaba el ex guardameta Vinotinto de estar en la selección, era el buen ambiente que tenía el plantel de Richard Páez. “Con Napo (Napoleón Centeno), “Pájaro”, con mucha gente hay historias de tantas convivencias, de esos viajes. Son recuerdos nada más. Terminan convirtiéndose en anécdotas muy importantes de nuestras carreras, pero siempre con el sabor amargo de que no se logró en su momento el objetivo planteado, que era clasificarse a Alemania. Ahora la meta es Rusia 2018”, expresó.

El de Turén también aplicó sus conocimientos durante el Mundial del Fútbol al comentario en televisión. Fue uno de los analistas de Tves en el pasado torneo de Brasil 2014. “Pero lo mío es la cancha”, dijo esbozando una sonrisa.

“Ser preparador de arqueros, esto que estoy haciendo ahora, es maravilloso. Ojo, que igual ser comentarista, técnico o preparador de arqueros, tiene todo mucho que ver, porque esto es fútbol, y el que vive en esto se la pasa analizando partidos y pendiente de los detalles del juego. Nunca se cansa de esto”, remató Angelucci.


Travesía interminable
La Vinotinto tenía estipulado aterrizar anoche en Seúl, cerca de las 9.00pm de Venezuela,  para terminar así con un periplo de más de 24 horas de viaje.

Una travesía que comenzó el domingo en la mañana cuando viajaron a Aruba, donde pasaron la noche para luego salir ayer en la mañana desde ahí hasta Amsterdam, Holanda, donde tomaron un avión rumbo a Fukuoka, Japón, y luego otro trasbordo más hasta la capital de Corea del Sur. Los legionarios de Noel Sanvicente comenzaron  a viajar también desde ayer hacia Seúl.

Oswaldo Vizcarrondo, Dani Hernández, Roberto Rosales, Pedro Ramírez y Alexander González abordaron su traslado desde Francia; mientras que Salomón Rondón viajaría desde San Petersburgo, haciendo escala en Moscú; y Tomás Rincón, Franco Signorelli y Josef Martínez harían lo propio saliendo desde Roma.

Hoy el equipo tendría su primera práctica bajo el mando del nuevo seleccionador nacional.