Escobar perdió la vida violentamente once días después de la eliminación de su equipo en el Mundial tras una derrota por 2-1 ante Estados Unidos, en un encuentro en el que el defensor colombiano marcó un gol en propia meta.

El futbolista fue asesinado cuando Colombia ya había quedado eliminada del Mundial como consecuencia de la derrota sufrida contra la selección estadounidense.

El último encuentro que disputó Escobar contó con la presencia de los mismos contendientes que abren ahora la Copa América, lo que propició el homenaje que hoy ha recibido.

El acto se celebró sobre el césped del Levi's Stadium y contó con la presencia de Santiago y María Esther, hermanos de Andrés, y con la de varios miembros de sus familias.

El homenaje, organizado por la cadena hispana Univision, contó con la presencia de Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, Víctor Montagliani, máximo representante de la Concacaf, y Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, así como dirigentes de la cadena televisiva.