• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Altos costos y escasez llegan a las carreras de caballos

Los equinos zulianos serán chequeados | Foto Archivo El Nacional

Foto Archivo El Nacional

Un juego de herraduras de aluminio tiene un precio de 4.000 bolívares y se deben cambiar mensualmente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El alto costo de medici-nas y alimentos para ejemplares purasangres de carrera, origina que los propietarios de importantes colores reduzcan su caballada en los hipódromos nacionales.

"Comprar y mantener un ejemplar purasangre de carreras en Venezuela es un lujo que cada día se pone más costoso debido a que el 80% de los insumos que se utilizan para la manutención son importados y no nos otorgan el dólar preferencial. A eso hay que agregarles los aumentos por galopes, amanse y el contrato colectivo de los trabajadores, costos que agobian a los dueños", dijeron directivos de las caballerizas. 

La manutención de un purasangre alojado en las caballerizas de los hipódromos nacionales supera los 25.000 bolívares mensuales, inversión difícil de cubrir con el actual Pote de Premios que no lo han aumentado desde el año pasado, afirmaron los preparadores.

Un juego de casquillos de aluminio importado, que ya no se fabrica en Venezuela y se les colocan a los ejemplares inscritos para participar en competencia pública, está por el orden de los 4.000 bolívares. Si se le suma el herraje y las medicinas, el gasto supera los 9.000 bolívares mensuales.

"Cada juego de herradura de aluminio tiene de aproximadamente un mes de duración.

Todo depende del peso y actividad que tenga el caballo durante esos días", indicaron.

El lasix, medicamento utilizado en los equinos para evitar la hemorragia pulmonar inducida por el ejercicio y que se le aplica al 90% de los equinos, tiene un costo de 4.500 bolívares y cada día aumenta más, ya que es un producto importado.

"Hasta que no se le asignen los dólares preferenciales a la Industria Farmacéutica Veterinaria y a las empresas encargadas de importar la materia prima para la elaboración de los medicamentos y alimentos, los insumos se mantendrán en alta", afirmó un expendedor de medicamentos que prefirió mantenerse en el anonimato.

El desabastecimiento de los clavos utilizados para el herraje se debe a la falta de insumos nacionales e importados para su fabricación.

"Las vendas desechables para correr y las inyectadotas también suben de precio cada día", aseveraron.

"Este es un problema que no tiene solución a corto plazo.

Existen pocos laboratorios que quieran despacharte ya que no les asignan dólares a las empresa y no tienen como traer la materia prima y los productos terminados que llegan al país", aseveraron. 

Estímulo. Freddy Escobar, pre- sidente del Sindicato de Entrenadores del Distrito Capital, manifestó que la escasez de los insumos es notable y se puede agudizar a medida que aumente el precio del dólar paralelo.

"Un saco de alimento está por el orden de los 1.000 bolívares, mientras que el precio de la viruta, avena y alfalfa se incrementan todos los días y en ocasiones es dificultoso conseguirla. El Instituto Nacional de Hipódromos debería aumentar el Pote de Premio o darle un estímulo a los inversionistas, ya que son los que tienen que soportar toda la carga. De lo contrario nadie querrá tener un caballo de carreras", dijo Escobar.

Los propietarios tienen que cancelar a Asoprorin una cuota de 9.000 bolívares mensuales por caballo, más 14.000 bolívares mensuales por manutención.

Caballerizos.

Los caballerizos tienen un sueldo de 1.700 bolívares semanales, más cesta ticket, bonos por feriados, carreras y otros beneficios, mientras que los jinetes y traqueadores cobran 900 bolívares por galopes de los ejemplares. Todos estos gastos los cancela la Asociación de Propietarios La Rinconada, entidad que les afirmó a los agremiados que se atrasen con dos mensualidades con no dejar inscribir a sus pupilos incompetencias públicas.