• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Alexis Sánchez se consagra en Wembley y Alemania se estrella con los palos

5. Chile: Alexis Sánchez se convirtió en jugador de Barcelona de España tras ser vendido  por 34,3 millones de dólares por Udinese en agosto del 2011 | EFE

5. Chile: Alexis Sánchez se convirtió en jugador de Barcelona de España tras ser vendido por 34,3 millones de dólares por Udinese en agosto del 2011 | EFE

Quince años después de su única victoria en suelo inglés, Chile volvió a conquistar el estadio de Wembley, tras imponerse hoy a Inglaterra con dos goles del delantero del Barcelona Alexis Sánchez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El delantero chileno Alexis Sánchez condujo a una victoria de relumbrón a Chile, que se impuso hoy a Inglaterra por 0-2 con un doblete del azulgrana en Wembley, en una jornada en la que tan sólo los palos impidieron a Alemania vencer (1-1) a Italia.

Quince años después de su única victoria en suelo inglés, Chile volvió a conquistar el estadio de Wembley, tras imponerse hoy a Inglaterra con dos goles del delantero del Barcelona Alexis Sánchez.

El "niño maravilla" emuló a otro mito del fútbol chileno, el "matador" Marcelo Salas, autor de los dos tantos que concedieron la victoria (0-2) a la "roja" en el ya lejano 1998, y condujo a Chile a un triunfo de prestigio.

Un gol que, curiosamente, llegó con un magnífico remate de cabeza, una de las facetas menos conocidas del jugador barcelonista, que no desaprovechó a los 7 minutos un no menos excelente centro de Eugenio Mena desde la banda izquierda, tras adelantarse a su defensor.

Tanto que agudizó las dudas del conjunto inglés, que empezaron por la alineación, donde el portero del Celtic de Glasgow Fraser Forster desplazó de la titularidad al habitual Joe Hart, y que se extendieron al juego desplegado por los de Roy Hodgson.

A los problemas de creación en la medular, donde ni Milner, ni Wilshire, ni el hoy homenajeado Frank Lampard supieron dotar al juego inglés de la claridad necesaria, se unieron las carencias defensivas de lo "pross", que fueron víctimas una y otra vez de los contragolpes chilenos.

Precisamente en un fulgurante contragolpe llegó a los 90 minutos el segundo gol de Chile (0-2) obra de Alexis Sánchez, que tras dejar atrás por velocidad a todos sus rivales superó al meta local Forster con una preciosa vaselina, que llena de dudas el futuro de Inglaterra.

Quien no dejó dudas fue Alemania, a la que sólo el infortunio, ya que los germanos llegaron a estrellar hasta en tres ocasiones el balón en la madera, le impidió llevarse la victoria (1-1) de San Siro ante Italia.

Un empate que sirve para festejar los cien encuentros al frente de las selección alemana de Joachim Löw, que hoy sorprendió al situar al capitán Philipp Lahm como pareja del madridista Sami Khedira en el centro del campo, a ejemplo de Pep Guardiola en el Bayern de Múnich.

Prueba que no mermó el rendimiento del conjunto alemán, en el que hoy se quedó de inicio en el banquillo Mesut Ozil, que a los ocho minutos ya marchaba por delante en el marcador con un gol del central Mats Hummels a la salida de un córner.

Una ventaja que Alemania, que se medirá el próximo martes con Inglaterra en Londres, pudo ampliar con un disparo de Khedira, que tuvo que abandonar con molestias en una rodilla el partido, que se estrelló en el palo de la meta defendida por Gianluigi Buffon.

Circunstancia que no desaprovechó Italia, que no pierde con los germanos desde 1995, para devolver la igualada al tanteador a los 28 minutos con un tanto de del defensa del Milán Ignazio Abate, tras una buena combinación con Leonardo Bonucci.

Empate que Alemania pudo romper en dos ocasiones pero primero el travesaño, tras un remate de André Schürrle a los 32 minutos, y posteriormente el palo, a disparo de Benedikt Höwedes ya en el tiempo de prolongación, evitaron la victoria germana.

Menos vistoso fue el empate (0-0) entre las selecciones de Escocia y Estados Unidos, en un encuentro en el que las mejores ocasiones corrieron a cargo del delantero norteamericano del Sunderland Jozy Altidore, que estrelló un balón en el palo.

Tampoco logró la victoria Rusia, otros de los equipos que estará el próximo verano en Brasil, que no logró pasar del empate (1-1) con Serbia en Dubai, en un choque en el que no cuajó la novedosa apuesta de Fabio Capello por la dupla atacante formada por Alexandr Kokorin, la nueva estrella del fútbol ruso, y el joven Iónov.

Por su parte, Suiza cayó sorprendentemente (2-1) ante Corea del Sur, en un encuentro en el que los helvéticos pagaron con la derrota las numerosas probaturas que efectuaron en la segunda mitad, en la que el veterano técnico Ottmar Hitzfeld efectuó hasta seis cambios.