• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Alex Ramírez insiste en jugar con las Águilas

Alex Ramírez / CORTESIA GIGANTES DE YOMIURI / EL NACIONAL

Alex Ramírez | Cortesía de Gigantes de Yomiuri | El Nacional

El jardinero venezolano puso fin a su carrera en Japón este viernes, al recibir un homenaje de los Yokohama DeNA BayStars

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alex Ramírez oficialmente es un pelotero profesional retirado en Japón.

Los Yokohama DeNA BayStars (la última organización del jardinero venezolano en el lejano oriente) hace dos días le rindieron un homenaje, acto que incluyó un turno simbólico de “Ramichán”.

Ramírez enfrentó al pitcheo del Yakult Swallows, precisamente el equipo que le dio la oportunidad de dar su primer paso en el nivel más alto del beisbol nipón. “Fue una gran emoción retirarme por la puerta grande. Sentí que Japón me enseñó una vez más el cariño y el apoyo tan grande que me tienen. Fue una emoción tan grande que en un momento pensé que iba a llorar. Se me pusieron los ojos muy aguados”, aseguró el zuliano, en declaraciones difundidas por su representante ante los medios de comunicación, Augusto Cárdenas.

Ramírez, quien ahora está encargado de la gerencia de un equipo perteneciente a una liga de segundo nivel en Japón, brilló en territorio asiático durante 13 años. Disparó 2017 imparables, de los cuales 380 fueron jonrones y 328 dobles. Además, remolcó 1.272 carreras y dejó promedio vitalicio de .301.

"El año pasado me di cuenta que soy una persona muy competitiva y que no pude rendir como la fanaticada y los equipos de aquí esperaban de mí, y eso me hizo entender que es tiempo para seguir adelante y empezar una nueva carrera”, acotó quien espera retirarse en Venezuela con el uniforme de las Águilas del Zulia.

"Ahora tengo pensado retirarme en Venezuela y me gustaría hacerlo de la misma manera con el equipo de Águilas del Zulia y retribuir ese apoyo que me han brindando durante toda mi carrera”, continuó.

“Considero que no estoy en capacidad de jugar todos los días, pero sí estoy en la capacidad de jugar por lo menos dos veces a la semana, como bateador designado, siempre y cuando el mánager me necesite. Creo que podría aportar un poco más como jugador-técnico y así ayudar a los peloteros jóvenes a desarrollarse para que puedan tener una buena carrera también", concluyó.