• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Alex Cora, un gerente destinado al éxito con Puerto Rico

El puertorriqueño Alex Cora regresa a primera base luego de intentar robar la segunda / EFE

El puertorriqueño Alex Cora regresa a primera base luego de intentar robar la segunda / EFE

El boricua disfruta al máximo su etapa como directivo de los Criollos de Caguas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alex Cora siempre fue visto como un pelotero inteligente, con perfil de manager o coach. Tras 14 años en las grandes ligas muchos aseguraron que lo verían uniformado al frente de un equipo de beisbol, sin embargo, el oriundo de Caguas rompió el molde, dándoles una sorpresa al convertirse en el gerente general de los Criollos, actual campeón del beisbol de Puerto Rico.

"Todavía estoy aprendiendo", dijo Cora en el estadio Sonora de Hermosillo. "Este cargo es más de lo que pensaba, pero tenemos un buen grupo de trabajo. El manager y los coach me lo han hecho un poquito más fácil; los peloteros también, que son los que ganan los juegos", aseguró.

Cora nació para ganar, así lo afirmó y lo demostró al ganar el campeonato boricua con los Criollos de Caguas. Para él quedar segundo no es una opción.

"Ganar es la meta número uno", dijo Cora, quien jugó en las mayores con los Dodgers de Los Ángeles, Indios de Cleveland, Medias Rojas de Boston, Mets de Nueva York, Rangers de Texas y Nacionales de Washington.

"No soy un gerente general hecho para llegar segundo o tercero. Teníamos un equipo bastante sólido y gracias a Dios tuvimos la oportunidad de ser campeón", comentó quien sin experiencia como directivo pudo comenzar esta etapa de su carrera en el beisbol con el pie derecho. Manejar las personalidades del manager, peloteros y el resto de las personas que conforman un equipo es, tal vez, lo más complicado del asunto.

"Esa es la parte más difícil", expresó Cora, hermano de Joey Cora, también ex grandeliga y durante muchos años la mano derecha del venezolano Oswaldo Guillén en los Medias Blancas de Chicago y Marlins de Miami.

"Hay que lidiar con más de 30 peloteros, con coaches y con el dueño de vez en cuando. No está fácil".

Primero la familia. Alex Cora tuvo razones de peso para no seguir los pasos de su hermano Joey. Aunque tuvo dos ofertas para ser coach a nivel de Grandes Ligas, el boricua prefirió estar cerca de su familia, especialmente de su hija en Puerto Rico. Por ello, aceptó ser comentarista en ESPN, ya que sólo tendría que ir a la sede de la empresa televisora en Connecticut una vez a la semana.

"La familia es muy importante para mí, pero también le he agarrado el gusto a ser directivo. Es algo diferente. Hay algo en armar un equipo, en hacer un plan desde el primer día, seguirlo al pie de la letra y ver los resultados al final. Eso me gustó, me encantó. Poder ser fanático, jugador y ahora gerente general del equipo de tu pueblo natal es una experiencia increíble", finalizó.