• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Alex Cabrera: Este premio es lo mejor que me ha pasado en la vida

Alex Cabrera ganó el primero de sus galardones | FOTO: AVS PHOTO REPORT

Alex Cabrera ganó el primero de sus galardones | FOTO: AVS PHOTO REPORT

El Samurái le quiere regalar la placa del premio a su hijo Ramón, por convencerlo a continuar en el beisbol

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alex Cabrera bromeó cuando se enteró que había ganado el premio al Jugador Más Valioso de la temporada 2013-2014 del beisbol venezolano de manera unánime. “Es que el apellido Cabrera pesa”, se sonrió el slugger en el estadio Universitario, al hablar en referencia a Miguel, que también ganó la triple corona, pero en las grandes ligas.

“Ha sido una temporada grandiosa, he trabajado demasiado. También la experiencia, pues busco siempre darle mejor a la pelota. Siempre concentrado y estudiando al lanzador”, explicó el monaguense acerca de su espectacular desempeño en la LVBP este año, en el que rompió la marca de 20 jonrones de Baudilio Díaz para imponer un nuevo registro con 21 vuelacercas.

A muchos le sorprendió el rendimiento de Cabrera a los 42 años de edad. A él también. “No tenía un average tan alto (.391) desde que jugaba en doble A”, dijo sonreído.

Cabrera considera que hubiera sido injusto no haber conseguido todos los votos para el premio. “No había de otra. Yo pregunté porque uno no sabe, son votaciones. Pero le agradezco mucho este premio al beisbol. Es lo mejor que me ha pasado en la vida”, expresó.

El trabajo que hizo antes de la temporada, a juicio del Samurái, le llevó a tener una forma física en el campo que no presentaba desde hace mucho. Esto fue vital para conseguir cada uno de sus sablazos.

“Estuve seis meses en Estados Unidos con un entrenador personal y eso me ayudó. Perdí 13,5 kilos, pesaba 126,5”, recordó. “Esto es pura dedicación”.

Cabrera piensa regalar la placa conmemorativa de su premio Más Valioso a su hijo Ramón, receptor de los Leones. Al final, fue su primogénito quien lo convenció para que siguiera en la pelota y ahora, un año más tarde, su esfuerzo dio resultado.