• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Alemania venció a EE UU y pasó primera de grupo

No hubo pacto entre los estrategas alemanes que se enfrentaron ayer | Foto EFE

No hubo pacto entre los estrategas alemanes que se enfrentaron ayer | Foto EFE

Los de Joachim Löw derrotaron 1-0 a los de Jūrgen Klinsmann y amarraron la cima del Grupo G

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Joachim Löw llegó a la selección de Alemania de la mano de Jūrgen Klinsmann. Su estancia en el conjunto germano se prolongó después de que el propio ex atacante de la selección germana lo ungiera.

“El proyecto que tenemos no puede quedar en mejores manos. Él sabrá continuar con lo que venimos haciendo”, dijo Klinsmann en su despedida de la “Manschaft” después de que en julio de 2006 llevó al equipo a la tercera plaza del Mundial que se celebró en Alemania.

Ayer, el alumno superó al maestro. Es cierto, las herramientas del discípulo aventajado Löw eran mejores que las de su mentor Klinsmann. El camino llevó al ex ariete a aceptar un cargo que le parecía interesante: ser seleccionador de Estados Unidos.

Las armas de Klinsmann dependían en buena medida de su inteligencia y de la agilidad mental con la que manejase un grupo inferior al de su pupilo; más aún, cuando sabían que se iban a enfrentar en Recife para cerrar el Grupo G del Mundial.

Al final, Löw sacó ventaja de la enredadera que le enseñó Klinsmann a sus ex dirigidos, técnica perfeccionada por el nuevo estratega alemán. Presionó siempre arriba a los estadounidenses, forzando el error en el pase de los norteamericanos.


Sin pactos. Quien creyera que por el hecho de que ambos son buenos amigos iban a pactar una igualdad que los clasificara a los dos, se equivocó. Alemania, por prestigio, talento y talante, salió a buscar a Estados Unidos y lo acorraló, y buscó derrotarlo, como finalmente ocurrió.

Sin embargo, el conjunto de las barras y las estrellas heredó el talante guerrero de su entrenador. A pesar de que fue controlado por los germanos, no dio balón por perdido, luchó en cada momento, e incluso pudo lograr un empate en las postrimerías del partido por intermedió de Clint Dempsey; sin embargo, Emanuel Neuer repelió una oportunidad del atacante, y luego otra con el arco vacío que terminó sacando Phillip Lahm.

El 1-0 que anotó Thomas Mūller, hijo pródigo de Löw, fue un premio justo, y suficiente para una Alemania que se dosificó en el segundo tiempo y que además convirtió al ariete en colíder goleador del torneo junto a Neymar y Lionel Messi.

Al final, los dos entraron a octavos, y hubo abrazos y alegrías para Löw y Klinsmann. El pupilo superó a su maestro.