• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Alemania sufrió hasta el último minuto

Andre Schürle celebra su tanto | Foto EFE

Andre Schürle celebra su tanto | Foto EFE

Los alemanes al final supieron exorcizar al espanto que los asediaba

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alemania tenía que quitarse de encima un fantasma. El equipo que tiene un aura de invencible e intratable tenía guardado su esqueleto dentro del closet, un espanto que lo asedió durante 90 minutos ayer en Porto Alegre, pero al que al final supo exorcizar. Su victoria 2-1 sobre Argelia le permitió hacer olvidar un espíritu que causaba miedo. Era un rival que en sus únicos dos encuentros lo había derrotado.

Un gol de Andres Schürle en el inicio de la prórroga sirvió para darle a los germanos una ventaja que buscaron durante todo el compromiso. Los africanos, un equipo guerrero que encarnaba el espíritu del “partido de la vergüenza de 1982” (aquel pacto entre teutones y austríacos que dejó fuera a los argelinos del ecuménico de España), buscaban revancha y salieron a enredarle el juego a los favoritos.

Y vaya que lo hicieron. Los argelinos presionaron durante buena parte de los primeros 90 minutos a Alemania, dejando sin ideas a Tony Kroos, Sebastian Schweinsteiger y Phillip Lahm. El esfuerzo de sus volantes ofensivos Feghouli, Slimani y Taider, así como el despliegue del volante central Mhedi Lacen, desarticularon la telaraña teutona de pases y comenzaron a gestar contragolpes con juego directo y vertical.

En este ámbito, los alemanes extrañaron a su zaguero central titular Mats Hummels, ausente por una gripe. En su lugar estuvo un temeroso Jerome Boateng, al que siempre le cayeron balones largos que fueron difíciles de controlar para él. La lentitud además de sus regresos no podía compensar la torpeza de Per Mertesacker, el otro zaguero central, por lo que la línea del fondo germana tenía muchos inconvenientes.

No obstante, la presión argelina fue cediendo y en el inicio de la prórroga, cuando sus piernas fallaron, Alemania golpeó con la autoridad que lo caracteriza. Thomas Müller coronó una escapada por la banda izquierda y tiró un centro rasante que Schürle remató de taco, con la zurda, para batir al guardameta Rais M’Bholi.

Argelia se apagó. Se quedó sin ideas y buscó con más corazón que brillo el empate durante el resto de la prórroga. Alemania lo esperó y liquidó el partido en un contragolpe, en el que Mezut Özil aprovechó un rebote de M’Bolhi tras un remate suyo.

El 2-0, a los 120 minutos, parecía definitivo, pero el aguerrido conjunto africano se guardaba un susto más, haciéndole honor a su fama. Abdelmoumene Djabou anotó el descuento a los 121 minutos del partido, en un cabezazo producto de un inusual descuido alemán. Sin embargo, el reloj había pasado y no daba tiempo para una nueva épica en Brasil. Alemania se sacudió un fantasma al vencer por primera vez en su historia a Argelia, aunque antes de hacerlo pasó un susto enorme.


Ficha técnica
Alemania (2): Neuer, Mustafi (Khedira, 70’), Mertesacker, Boateng, Höwdes; Lahm, Schweinsteiger (Kramer, 109’), Kroos; Özil, Götze (Schürle, 46’), Müller. DT: Joachim Löw.

Argelia (1): M’Bolhi, Belkalem, Hallice (Boughera, 97’), Mostefa; Ghoulam, Mandi; Lacen, Slimani, Feghouli, Taider (Brahimi, 78’); Soudani (Djabou, 100’). DT: Vahid Halildhozick.

Goles: 1-0, Schürle, 92’; 2-0, Özil, 120’; 2-1, Djabou, 120+1’.

Árbitro: Sandro Ricci (Brasil).

Amonestados: Lahm, Halliche.

Estadio: Beira Río (Porto Alegre, Brasil).