• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

1-1. Alemania no logra romper su maleficio de 18 años y empata con Italia

Itali y Alemania empataron a 1/ AFP

Italia y Alemania empataron a 1/ AFP

Las selecciones absolutas de Alemania e Italia protagonizaron un partido de más a menos, con una primera parte de más ocasiones y una segunda en la que el juego se fue ralentizando y en el que los dos combinados dieron muestra de un gran respeto mutuo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Italia y Alemania no consiguieron pasar hoy del empate a uno en el amistoso que disputaron en el estadio Giuseppe Meazza (San Siro) de Milán, un resultado que impide que los alemanes, que estrellaron tres balones en los palos, rompan el maleficio que les persigue desde 1995, la última vez que derrotaron a los italianos.

Las selecciones absolutas de Alemania e Italia protagonizaron un partido de más a menos, con una primera parte de más ocasiones y una segunda en la que el juego se fue ralentizando y en el que los dos combinados dieron muestra de un gran respeto mutuo, en ocasiones excesivo.

Consecuencia de ese ritmo decreciente del partido, que sigue dejando a Italia invicta en San Siro, fue el hecho de que los dos únicos tantos del encuentro, del defensa alemán Mats Hummels y del italiano Ignazio Abate llegaron en los primeros 45 minutos.

La primera mitad comenzó con una Italia dominadora a la que Alemania supo poner freno en sólo ocho minutos con el tanto de cabeza de Hummels tras un saque de esquina, una jugada que dio varios sustos al combinado del seleccionador italiano Cesare Prandelli.

A partir del tanto, Alemania dio la vuelta a la tortilla y tomó el mando del partido, con ocasiones señaladas como la que en el minuto 18 tuvo el madridista Sami Khedira desde fuera del área pequeña, que dio en el palo derecho del guardameta "azzurro", Gianluigi Buffon.

Pero, al igual que ocurriera al principio del partido, solo que a la inversa, Italia consiguió romper la supremacía alemana con el tanto de Abate, quien empataba en el minuto 28 con una gran jugada a un toque con Leonardo Bonucci en el área pequeña.

Los despistes defensivos fueron los puntos débiles de ambos equipos durante los primeros 45 minutos, y fruto de uno de ellos fue el tiro al travesaño que a punto estuvo de suponer una nueva ventaja alemana en las botas de André Schürrle.

Ya en la segunda mitad, la primera gran oportunidad fue para Claudio Marchisio con un tiro con la zurda escorado a la derecha de Neuer, a la que siguió otra de los "azzurri" gracias a un nuevo despiste defensivo alemán.

Esto llevó al técnico alemán, Joachim Löw, a hacer un doble cambio, dando entrada en la delantera al exmadridista Mezut Özil y al jugador del Borussia Dortmund Marco Reus, para pocos minutos después ver cómo Khedira abandonaba el césped cojeando, tras sufrir un golpe en una rodilla en un encontronazo con el italiano Andrea Pirlo.

Alemania aún estrellaría un tercer palo en la madera, a escasos segundos del final, en un remate de Höwedes.