• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Alemania se enfrenta a Austria bajo la presión de mejorar su juego

El seleccionador, Joachim Löw, admitió que desde la pasada Eurocopa viene preocupándole la cantidad de ocasiones que desperdicia su equipo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alemania llega al duelo contra Austria tras resolver el primer partido de la eliminatoria con un 3-0 ante las modestas Islas Feroe, una victoria fácil que no obstante dejó algunas preocupaciones, sobre todo en lo relativo a la definición ante la portería contraria.

El seleccionador, Joachim Löw, admitió que desde la pasada Eurocopa viene preocupándole la cantidad de ocasiones que desperdicia Alemania.

El partido contra las Feroe fue un ejemplo de ello, con más de quince oportunidades claras que los jugadores alemanes no supieron definir.

Austria, y eso lo saben los alemanes, es un rival de mayor envergadura que exigirá mucha más y ante el que será preciso hacer modificaciones, tanto en lo táctico como en lo personal.

Ante Austria, a diferencia de lo que ocurrió ante las Feroe, no se podrá jugar con sólo un volante de contención, por lo que es de esperar que Sami Khedira tenga la ayuda de un compañero para formar el doble pivote.

El candidato con más opciones es Toni Kroos, que se ha recuperado de un golpe en la pelvis que le impidió jugar contra las Feroe.

La entrada de Kroos puede relegar al banquillo a Mario Götze, pese al gol que marcó ante las Feroe. La otra posibilidad es que Thomas Müller sea el damnificado y que Götze pase a ocupar la banda derecha.

En defensa, la duda es si Marcel Schmelzer estará a punto para jugar como lateral izquierdo. En caso de que vuelva a ser baja, Holger Badstuber volvería a jugar en esa posición para dejar un puesto libre en el centro de la defensa que probablemente sería ocupado por Per Mertesacker.

Respecto al equipo local, el cruce con Alemania es esperado con más tensión que nervios, en palabras del técnico austríaco Marcel Koller.

"Tengo muchas ganas de este partido. A uno le sudan las manos, pero no se debe a los nervios sino a la tensión", reconoció Koller ante el cruce con el histórico rival, al que Austria no gana en partido oficial desde el Mundial de 1978.

El seleccionador de Austria recordó la ventaja de contar con el apoyo de la afición en el Ernst Happel, el estadio donde España se proclamó campeona de Europa en 2008 precisamente ante Alemania.

"Tenemos el estadio con nosotros. Todos los austríacos van a gritar muy fuerte", advirtió Koller.

Presionar y no dar respiro al rival será la estrategia a seguir contra Alemania, adelantó por su parte el extremo austríaco del Werder Bremen, Zlatko Junuzovic.

"Tenemos que tenemos ocupados todo el tiempo", resumió el jugador que, junto a Martin Harnik, se esperan que aporten el impulso ofensivo a los austríacos.