• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El niño que unió a Alemania, Pelé anti argentino y el nieto de Rimet

El niño sacó los nombres de Alemania Federal y Alemania Democrática para que se enfrentaran/ FIFA.com

El niño sacó los nombres de Alemania Federal y Alemania Democrática para que se enfrentaran/ FIFA.com

Javier Saúl de La Nación hace un repaso por las curiosidades del congreso de la FIFA a lo largo de los años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sorteo del Mundial Brasil 2014 que se realizará el próximo viernes, desde las 13, en el Arena Sauipe, será el puntapié inicial para empezar a respirar la próxima Copa del Mundo, la vigésima desde su creación. Después del primer paso, en Uruguay 1930, hasta nuestros días, el formato fue cambiando, así como la cantidad de participantes, pero los sorteos, las bolillas y los copones siempre dijeron presente. Acá, un repaso de canchallena.com por cinco perlas que quedaron en la historia de los sorteos del Mundial.

Uniendo a Alemania, pero en 1974

Con 16 participantes, el torneo que se realizó en Alemania Federal contó con cuatro copones de cuatro equipos. Aunque dos fueron para europeos: el copón 1 (Alemania Federal, Escocia, Italia y Holanda) y el copón 2 (Alemania Democrática, Bulgaria, Polonia y Yugoslavia). Por eso, se podía dar lo que finalmente sucedió. En el sorteo, un niño llamó la atención de todos y movió los cimientos geográficos y políticos: con Alemania Federal asignada al grupo A, la primera bolilla que sacó del segundo copón fue la de ¡Alemania Democrática!

El partido se jugó el 22 de junio de 1974 y cerró el grupo, con ambos clasificados a la siguiente etapa. Fue triunfo de la Alemania visitante por 1-0. Aunque el local terminó consagrándose campeón ante Holanda.

El nieto de Rimet

"Yo no quería ir. Como todos los niños, era muy tímido. Cuando me llevaron, vi a toda esa gente y tuve más miedo todavía. En cuanto vi a mi abuelo delante de la mesa, corrí hacia él. ¡Tan sólo lo veía a él! Luego recuerdo haber tirado las bolas, claro. Y también las preguntas de los periodistas. No me habrá salido un sorteo muy favorable.". Las palabras, en una interesante entrevista que concedió a FIFA en 2004, pertenecen a Yves Rimet. Nieto de Jules Rimet, el hombre fuerte de FIFA por entonces, el pequeño fue el gran protagonista en la antesala de Francia 1938.

Pelé anti argentino

Fue en Liepzig, Alemania. En diciembre de 2005, Pelé, la máxima estrella del fútbol brasileño, se encargó de sacar la bolilla de uno de los rivales de la Argentina. "Que sea Holanda...", murmuró. Y su deseo se hizo realidad. Así, la selección de Pekerman compartió lo que se conoció como "El Grupo de la Muerte", con Holanda, Costa de Marfil y Serbia y Montenegro.

El ex futbolista brasileño sonrió cuando el Director de Comunicaciones del Mundial, Markus Siegler, leyó el nombre de Holanda como rival albiceleste. Siegler escuchó el deseo de Pelé segundos antes de extraer la bolilla y le dijo "Yes (sí)" en el momento previo al leerle al público el nombre del seleccionado que había elegido.

Todos reunidos en una mesa

Lejos de los mega-eventos y los escenarios futuristas, el sorteo del Mundial de Brasil 1950 fue en una mesa redonda, con un bolillero en el medio. En la mesa, los dirigentes de FIFA. Atrás, de pie, los periodistas. El sorteo conto con 14 equipos, aunque no todos habían jugado eliminatorias. A Brasil, se sumaron doce bolillas con nombre y una "a confirmar". De todos ellos, la única delegación que no mandó representante fue la de Bolivia.

Tras el sorteo, que se realizó en un bolillero plateado, quedaron conformados cuatro grupos, aunque todo se tuvo que cambiar antes del certamen: India se negó a participar porque la FIFA no le permitió que sus futbolistas jueguen descalzos. Francia también se bajó porque el fixture lo hacía viajar 3.500 kilómetros por todo Brasil.

¿Cabeza de serie por los hooligans?

España creía que debía ser cabeza de serie, pero la FIFA se inclinó por Inglaterra y los españoles se quedaron afuera del primer copón en el Mundial de Italia 1990. Con participaciones en Argentina 1978, 1982 (fueron organizadores) y México 1986, los españoles consideraban que tenían méritos suficientes para ser cabeza de serie, en detrimento de Inglaterra, que no se había clasificado para Argentina 1978. Pero la FIFA se puso firme y el sexto lugar en el primer copón quedó para los ingleses, mientras que España compartió lugar entre los seis europeos del segundo bolillero.

En Roma, Inglaterra fue como cabeza de serie y cayó en el grupo F, casualmente en la zona que se disputaba en Cagliari, la sede que estaba afuera de la península. Desde España señalaron que todo fue un invento de la FIFA para evitar a los violentos dentro del continente.