• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Ahora por el Guante de Oro

Miguel Cabrera sigue un plan de rehabilitación para llegar en optimas condiciones con los Tigres de Detroit | Foto Omar Veliz

Miguel Cabrera sigue un plan de rehabilitación para llegar en optimas condiciones con los Tigres de Detroit | Foto Omar Veliz

Miguel Cabrera ha ganado 4 títulos de bateo, 6 bates de plata y una triple corona, pero la distinción defensiva se le ha hecho esquiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dentro de la larga lista de logros que ha alcanzado Miguel Cabrera, tras 13 temporadas en las Mayores, todavía no aparece el Guante de Oro. Como el slugger es de los que no se conforman, quiere hacerse pronto con el galardón defensivo.

El maracayero cree que la distinción no ha llegado debido a la reputación que le crearon comentarios acerca de que era “malo defensivamente”.  

“A pesar de no hacer errores, tener un buen promedio de fildeo y muchas asistencias, es un premio de popularidad”, dijo el inicialista de Detroit. “Si la prensa estadounidense empieza a hablar bien de mí y comenta que estoy haciendo buenas jugadas, tengo mayor posibilidad de ganarme un Guante de Oro. Decían que soy malo defensivamente y yo no lo veo de esa manera, pero fue algo con lo que me tacharon y me ha costado quitármelo de encima. Si te pones a ver, he tenido mejores números que muchos primera base y todavía no he podido ganar uno”.

Sin embargo, Cabrera sabe que con el pasar del tiempo, mantener el nivel de juego se pondrá más cuesta arriba y por ellos, es necesario hacer ajustes.

“Cuando va pasando el tiempo, te pesa más la edad. Tienes que tomar nuevas rutinas, empezar a trabajar más temprano porque ya no es el mismo ritmo de cuando tenía 22 o 25 años. La disciplina se va poniendo más fuerte y si uno quiere jugar 15 o 20 años en Grandes Ligas, tiene que tomar ese cambio en su vida, trata de adquirir otro método de trabajo”, explicó explicó el pelotero de 32 años de edad.

En ese espíritu de nuevas rutinas, el criollo sigue un plan de rehabilitación con miras a llegar sano y al tope de sus condiciones en 2016. “Estoy tratando de movilizar el tobillo para que vuelva a su estado natural y que no tenga limitaciones a la hora de jugar. Trato de poner bastante peso en la pierna de atrás para tener un buen balance y hacer el esfuerzo natural que uno hace al conectar la pelota”.

La verdadera meta. Cuestionado sobre qué le hace falta a Detroit para tener una temporada exitosa, el campeón de bateo de la Liga Americana confesó que no es su trabajo determinarlo.

“Ellos (la gerencia) tienen que saber cuáles son las piezas que nos faltan. Pero, gracias a Dios trajeron al “Kid” (Francisco Rodríguez), un jugador muy importante que nos va a ayudar a cerrar partidos. Mi meta nunca ha sido ganar el título de bateo, el MVP, nunca ha pasado eso por mi mente, la meta siempre ha sido tratar de llegar a la Serie Mundial y ese es mi trabajo, ayudar al equipo a ganar”, sentenció.