• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Adios a un sueño vinotinto

El piloto estaba en negociaciones con una escudería para competir en Fórmula 1 | Foto Henry Delgado

El piloto estaba en negociaciones con una escudería para competir en Fórmula 1 | Foto Henry Delgado

Johnny Amadeus Cecotto renunció a su carrera debido a la negativa de patrocinio por parte del gobierno nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Johnny Amadeus Cecotto se quedó a las puertas de llegar a máxima categoría del automovilismo, la Fórmula 1, y además, de convertirse en el segundo miembro de su familia en lograrlo.

Es imposible subsistir en el mundo de los motores sin patrocinio, es por ello que el piloto debió anunciar su retiro de las pistas y renunciar a la escudería con la que negociaba.

“Toqué todas las puertas y hoy (ayer) me dijeron que cuento con todo el apoyo del presidente Maduro y del Ministerio del Deporte, pero si me daban el patrocinio, mucha gente se quedaría sin comer. Ahora debo renunciar para evitar problemas legales”, explicó Cecotto jr. en su visita a El Nacional, antes de viajar a Inglaterra.

El venezolano, que fue galardonado por la Federación Internacional de Automovilismo como el mejor piloto de la región FIA Nancam por su desempeño en la temporada 2014 de GP2 en la que finalizó en quinto lugar, necesitaba participar en cinco carreras de Fórmula 1 debido a una nueva normativa para obtener la superlicencia, con miras a aquellos deportistas que la hayan conseguido, pero que no corren en la máxima categoría, como es el caso de probadores y probadoras de categorías como GP2, FIA F2 o FIA F3.

Cecotto jr. realizó pruebas en 2011 y 2013 con Force India y Toro Rosso, respectivamente.

“Con el nuevo reglamento, él (Cecotto jr.) tiene la posibilidad este año de montarse en la F1 y correr en el campeonato mundial, pero si no entra en las últimas carreras de este año ya para el próximo no hay posibilidad para tomar la superlicencia”, explicó a EFE su padre Johnny Cecotto, quien participó en la categoría entre 1983 y 1984.

El joven de 26 años de edad, aseguró que siente tristeza por no poder continuar representando a Venezuela en el mundo, sin embargo, agradeció todo el apoyo que ha recibido a través de su cuenta en Twitter @jcecotto. “Más allá de que no podré alcanzar un título en Fórmula 1, como lo hizo mi papá en el mundial de motociclismo, es un orgullo que también me apoyen en las malas. Eso me ha facilitado mucho este momento que estoy viviendo”.

En 2015, sin ningún tipo de apoyo económico, participó en las carreras de Barcelona, Montecarlo y Silvertone en la GP2 con los equipos Hilmer y Carlin Motorsport, obteniendo resultados discretos. Además, compitió en algunas válidas de otras categorías como la AutoGP, donde obtuvo el tercer lugar en una de las mangas. Todo esto mientras negociaba su llegada a una escudería de la máxima categoría.

Con su carrera terminada, confesó que no ha tenido tiempo de pensar qué hará ahora. “No tenía un plan B porque siempre estuve enfocado en esto, trabajando día y noche en simuladores y con ingenieros para lograr mi meta. No he pensado en la IndyCar, pero allí también se necesita apoyo económico, incluso más que en Fórmula 1”, y la vez recalcó que la situación escapó de sus manos: “Esta decisión no la tomé yo. No fue por falta de talento, o resultados o equipos, lo que faltó fue el patrocinio”.

Pdvsa salvadora
Como parte del patrocinio de Pdvsa al piloto de fórmula 1 Pastor Maldonado, la estatal petrolera desembolsará más de 46 millones de dólares, según Autosport, para solventar los problemas económicos de Lotus, escudería que recientemente ratificó al venezolano como parte de su equipo para el Mundial de 2016. A pesar de múltiples peticiones, la empresa venezolana nunca le dio apoyo a la carrera de Cecotto jr.