• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Acto de constricción

El seleccionador negó tener la intención de renunciar por los malos resultados | Foto AVS Photo Report

El seleccionador negó tener la intención de renunciar por los malos resultados | Foto AVS Photo Report

Noel Sanvicente asumió su cuota de responsabilidad ante la debacle de las dos primeras fechas de eliminatorias, al tiempo que confirmó su plan para enfrentarse con Bolivia en La Paz y Ecuador en Puerto Ordaz en noviembre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gesto era elocuente. Las manos alzadas, como cuando a alguien lo apuntan con un arma, y un rictus facial disconforme, dejaban claro el mensaje. “Nos quedamos con las manos vacías. No, no puedo rescatar nada de la jornada de eliminatorias pasada”, dijo Noel Sanvicente con su sinceridad característica, en una rueda de prensa que ofreció ayer en el auditorio de la Federación Venezolana de Fútbol.

El seleccionador nacional se mostró preocupado ante la carencia de juego de su plantel. “Quiero una selección que tenga registros de César (Farías) con su verticalidad, y de Richard (Páez) con su manejo de pelota. Trabajamos mucho, pero no lo conseguimos, y esto me tiene realmente preocupado. Hay que tener más paciencia en el último cuarto de cancha, porque la falta de gol también es una deuda”, aseguró.

“Para el primer partido de la Copa América trabajamos 40 días, y se nos dieron las cosas contra Colombia. Tenemos mucho que revisar ahora, pero estoy tranquilo, porque estamos trabajando duro, y sé que con esa fórmula las cosas van a mejorar”, añadió.

El guayanés no ocultó que la falta de resultados también le quita el sueño. “Para que se logre la confianza, de la gente, del grupo, de los directivos, acá tiene que haber resultados. Y no se nos están dando. El responsable soy yo, que elijo, analizo, y pongo a los muchachos en el campo. Deberíamos tener tres puntos ahora y no los tenemos, así que toca trabajar más y ver donde cometimos errores”, reiteró.

No se va. Algunos sectores pidieron a Sanvicente que renunciara después de caer con Paraguay (1-0) y con Brasil (3-1) en las dos primeras jornadas del clasificatorio. “No soy así. No soy un cobarde, y no le daré la espalda al reto que asumí. Vengo de ser exitoso, y busco ahora esto mismo con la selección. Renunciar no pasa por mi cabeza. Ahora, uno llega acá y sabe cuando entra, pero no cuando sale. La directiva de la FVF tiene la última palabra”, argumentó.

Al mismo tiempo, el estratega salió al paso para cortar los rumores sobre una posible ruptura del vestuario nacional tras la salida de Juan Arango. “Juan conversó mucho con nosotros, no se fue de la noche a la mañana. Conmigo fue sincero, y creo que con el grupo también. No he visto un camerino roto. A los muchachos solo les pido que trabajen duro en sus clubes, con compromiso. Al final, este no es el equipo de Arango o de Chita. Es Venezuela”, dijo.

“Hoy algunos futbolistas viven momentos irregulares en sus equipos. Salvo Tomás (Rincón) y Christian (Santos), el resto no está pasándolo bien. Salomón (Rondón) me dijo que está preocupado porque no anota. Owsaldo (Vizcarrondo) está angustiado porque no juega seguido. Josef (Martínez) tiene que tumbar a Maxi López, y sé que es capaz de hacerlo”, aseguró.

“Necesito que los muchachos levanten. Están en deuda con ellos mismos. Estoy en deuda. Todos lo estamos. El compromiso es de todos. Sé que es una situación complicada, que las cosas están difíciles en la tabla por no tener puntos, pero vamos a salir de esta”, remató Chita con una sonrisa optimista.  

Plan de altura
Sanvicente mostró su planificación para la doble fecha FIFA que se jugará entre el 9 y el 17 de noviembre. “Tendremos a un grupo mixto en La Paz”, aseguró. “Habrá al menos 15 jugadores del torneo local, que se concentrarán 20 días antes del viaje a Bolivia en el Centro de Alto Rendimiento en Margarita, donde trabajaremos con las cámaras hipobáricas e hiperbáricas para llenarles los pulmones de oxigeno”, contó.

“Llegaremos a Santa Cruz de la Sierra un día antes del partido, y subiremos a La Paz un par de horas antes de jugar para ir directo al estadio”, contó.

“En Bolivia habrá cambios. Por ejemplo, no tendremos a Vizcarrondo. Lo dejaré con el grupo que trabajará en Venezuela, para preparar bien el partido contra Ecuador. Él tiene una amarilla y no lo quiero perder para el partido en casa contra Ecuador”, destacó.