• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Emilio Di Guida regresa al Rolex Grand Am  

“El carro es muy competitivo”, dijo Emilio Di Guida | Foto cortesía Octavio Estrada

“El carro es muy competitivo”, dijo Emilio Di Guida | Foto cortesía Octavio Estrada

El piloto venezolano se divide entre Estados Unidos y Europa para competir también en el International GT Open 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El piloto venezolano Emilio Di Guida, participa en el International GT Open y recientemente se estrenó en el Rolex Grand Am, categoría DP (Daytona Prototipos). Estos campeonatos, además de ser Endurance o carreras de larga duración, no tienen nada en común.

En la GT Open, Di Guida pertenece a la escudería Auto Orlando y está al volante de un Porshe, vehículo deportivo de calle que es modificado para carreras. Mientras que en el Rolex Grand Am, corre en el equipo venezolano 8StarMotorSport a bordo de un Prototipo, que es un carro diseñado especialmente para competencias. La primera se desarrolla en circuitos europeos y la segunda, en pistas estadounidenses.

“Las diferencias de un carro a otro son descomunales. El prototipo es mucho más potente, tiene mejor frenada y mejor suspensión, pero es menos cómodo que el Porshe”, explicó el piloto.

Aunque debutó este año en la categoría DP en el circuito de Watkins Glen, no es la primera vez del venezolano en el Rolex Grand Am pues el año pasado tuvo experiencia en la modalidad GT de esta competencia, donde también estuvo al mando de un Porshe: “Personalmente es una superación, la DP es el máximo escalafón del Rolex, donde hay más competitividad y potencia en los carros. Me siento muy contento porque me adapté, hice los tiempos bastante rápido y cuando sucede eso significa que hay un buen engranaje entre el carro y yo. Es algo menos de lo que tengo que preocuparme, así que ya puedo pensar solamente en hacer bien las curvas o los puntos de frenado y aceleración para tener un buen desempeño en la carrera”.

Preparación. En las pruebas de larga duración hay un manejo compartido, en unas 24 horas por ejemplo, el equipo es de cuatro pilotos, cada uno hace tres períodos de máximo dos horas y descansan mientras que otro toma el volante. En este tipo de pruebas hay una gran exigencia física, por lo que los pilotos deben entrenarse en resistencia para poder soportar los largos turnos tras el volante: “La preparación para una carrera de GT Open y una de Rolex es muy diferente, yo trato de hacer la preparación física y mental igual para ambas. Ahora, en el momento en que me subo al vehículo es cuando realmente me paso el suiche, ahí es que el cuerpo siente como que ‘aja, estoy montado en el Porshe y no el DP’ y viceversa, porque empiezo a sentir la aceleración, la frenada y la manera en como se toman las curvas que es totalmente distinta una a la otra”.

“Actualmente, Enzo Potolicchio es mi coequipero en el equipo 8Star, nuestros carros son unos clones. Él ya tiene dos años de experiencia en la categoría, igual que nuestro otro compañero también talentosísimo Alex Popow. Me siento muy a gusto trabajando con ellos”, comentó.

Las próximas válidas del Rolex serán las de Indianápolis, Wisconsin, Laguna Seca y Nueva Jersey, mientras que en el Open GT quedan Silverstone, Monza y Barcelona.

“En ambas categorías comenzamos tarde por falta de patrocinantes. Quiero estar en el podio de Indianápolis, no sé cómo lo haré, pero sí sé que vamos a terminar bien el año y conquistaremos al menos un primer lugar. La próxima temporada sí la vamos a hacer desde la primera carrera, para buscar los dos campeonatos”, aseguró.








jomartinez@el-nacional.com